La “hiena humana” contó cómo mató con alevosía al taxista y causó asombro

Jueves 16 de Mayo de 2024, 06:50

El acusado, detrás del vidrio que lo separa de los presentes, relató como apuñaló en el cuello a su víctima porque no detenía el auto.



La segunda audiencia del juicio contra Roberto José Carmona (62) por el asesinato del taxista Jesús Rodrigo Bocalón (45) en diciembre de 2022 terminó con un estremecedor relato que dejó en shock a todos los presentes.

Como ocurrió el lunes, dentro de su celda de vidrio y con dos policías de guardia, la “hiena humana”, el criminal más peligroso de Córdoba, contó con lujo de detalles cómo asesinó de puñaladas en el cuello a su víctima en en barrio Las Violetas, el oeste de la ciudad.

Todos se reencontrarán nuevamente el próximo viernes, cuando se escuchen los alegatos de las partes y quizás, el veredicto del jurado popular de la Cámara octava del Crimen. Este miércoles, se esperaba un día sin mayores sorpresas, pero todo terminó de la peor manera.

Para esta audiencia, a pedido de los acusadores, el fiscal de cámara Hugo Antolín Almirón y el abogado querellante Carlos Nayi, que representa a la familia Bocalón se iba a escuchar el testimonio del sargento 1° Marcos Emanuel Moreno, el policía que investigó el recorrido que realizó Carmona cuando escapó de la casa de su esposa, evadiendo a seis guardiacárceles durante la siesta del 13 de diciembre de 2022.

El relato seguía con los detalles del raid delictivo, que comenzó con el asesinato de Bocalón, luego el robo de un VW Gol a una pareja que terminó con lesiones cortantes, el choque de ese auto en cercanías del CPC Villa El Libertador y las lesiones con la misma arma blanca a dos mujeres a las que les intentó sustraer su vehículo.

Pese a no aportar significativas novedades, Marcelo Jaime, el presidente del tribunal generó el principio del final inesperado: le ofreció a Carmona declarar nuevamente.

El testimonio menos esperado por todos los presentes

Los peritajes psicológicos a Roberto Carmona concluyeron que disfruta con el sufrimiento ajeno. Esto es un detalle clave para comprender por qué, a diferencia de otros acusados, el relato fue despectivo y cargado de macabros detalles.

El reo, ubicado en el interior de un cubículo vidriado y con dos guardias a sus espaldas, aceptó la propuesta del presidente del Tribunal y dio su versión de los hechos con locuacidad y detalles.

Comenzó relatando cómo escapó de os guardias. Que acto seguido fue trasladado por un joven en motocicleta para alejarse de la casa de su mujer y recordaba que en avenida Santa Ana casi esquina Roque Arias tomó el taxi de Bocalón.

En la audiencia inaugural del lunes, en la que se autodefinido como “un depredador”, confesó que había matado al taxista Javier Rodrigo Bocalón porque le había dado la opción entre “el auto o la vida”, y la víctima había elegido el coche.

En esta segunda audiencia en los tribunales de Córdoba, relató que “le hice señas y apareció el hijo del hombre (al dirigirse Raúl Bocalón, padre de la victima) manejando”. 

Siguió describiendo que “lo agarré del cuello y le metí el cuchillo”. Allí se originó la primera reación de los familiares presentes: “¡Tenía nombre, Javier Bocalón se llama!”, gritó la hermana de la víctima.

El padre y la hermana de Bocalón entraron en una crisis nerviosa, shokeados por la manera del relato, sin piedad. Obligó a las autoridades a pedir una pausa en la audiencia. Luego, le exigieron a los presentes que no intervengan, especialmente a Andrea, la hermana del taxista, de lo contrario serían expulsados de la sala.

Al retomar el relato escalofriante, describió como lo abrazó de atrás por el cuello y le exigió que le entregue el auto. En ese momento mostró como le asestó varias puñaladas en el “cogote” hasta perder la cuenta. “Lo abracé y le puse la cuchilla en el cogote, le entré un poco. Se lo pedí con cortesía y no entendió. Le dije ‘bajate loco porque te mato’. Y me dijo ‘no me robes la herramienta de trabajo” y le empecé a dar. No sé cuántas puñaladas le di”, describió sin remordimientos.

Acto seguido, aprovechó el uso de la palabra para burlarse de uno de los abogados presentes por su condición física. La declaración del acusado de homicidio y autor de otros tres asesinatos se prolongó durante más de una hora.  /Perfil