Denuncian que la justicia de Zamora protege a funcionario que agredió y le destruyó el celular a un periodista

Domingo 19 de Mayo de 2024, 11:38





La justicia termeña se hace la distraída al rehusarse a investigar la agresión de funcionario municipal a un periodista
Visión Santiago

La Justicia de Termas de Río Hondo se desentiende de investigar a un alto funcionario del intendente Jorge Mukdise, por la agresión a un periodista cuando trataba de entrevistarlo, en la misma entrada al palacio municipal y delante de testigos. El intendente lo mantuvo en su puesto y sólo evitó su exposición, pero no dio ninguna explicación pública sobre ese vergonzoso episodio.

José Justel denunció el 18 de abril al secretario de Coordinación de Asuntos Institucionales de la municipalidad de Termas de Río Hondo, Raúl Guillermo Lorenzo, porque ese día a la mañana respondió con violencia a sus preguntas y le destruyó su teléfono celular. Y por poco no le destroza sus anteojos de un manotazo, según relató la víctima.

Pero además de la protección del municipio al funcionario -pese a tratarse de una conducta totalmente inaceptable para el cargo que ostenta-, el Centro Judicial de Termas de Río Hondo no mostró hasta ahora el más mínimo interés en investigar el episodio.

Justel ya presentó dos pronto despacho para que la fiscalía solicite o secuestre el registro audiovisual del hecho de violencia, pero sin ninguna respuesta hasta ahora, pese a que ya está por cumplirse un mes de acaecido. Con el tercero estaría en condiciones de exigir la pérdida de jurisdicción por la evidente negativa a investigar, pese a que es su obligación.

“Ante la mora injustificada en recolectar evidencia fundamental, como los vdr (videos) de las cámaras que tiene la municipalidad de las Termas de Río Hondo que captaron las imágenes del incidente del que fui víctima. Es inconcebible sr. fiscal coordinador que casi a un mes del hecho violentando el principio rector del nuevo procedimiento penal, no se haya recogido las evidencia que identifican al autor y configuran el delito denunciado provisoriamente”, expresó el denunciante ante Ignacio Guzmán.

Con el patrocinio del abogado Osvaldo Díaz recurrió al fiscal coordinador, después de no obtener ninguna medida del fiscal a cargo de la causa, Carlos Vega. El mismo día de la denuncia se pidió el secuestro de esa evidencia audiovisual, sin que la fiscalía moviese un dedo.

“Se está permitiendo que se frustre la recolección de la evidencia, facilitando la impunidad de un delito grave cometido no solo por el dr. Lorenzo, sino doblemente agravado por su condición de abogado y funcionario, que le impone en primer término el respeto a la ley”, advirtió Justel.

También consideró que esa negativa a cumplir sus funciones fiscales implica “un peligroso precedente”, porque brinda un trato privilegiado al denunciado por el cargo que reviste. Sostuvo que esto queda patente “cuando un funcionario está involucrado, como en este caso, y ni siquiera fue llamado a brindar declaración de imputado”.

Calificó esta conducta de “peligrosa y sospechosa, porque nos pone en un estado de indefensión y frustración del proceso alimentado por la desidia del Ministerio Público Fiscal en instar a la prevención a que cumpla con la manda de recoger los dvr. Probablemente no se va encontrar nada porque seguramente se ha borrado la filmación, gracias al tiempo transcurrido sin hacer nada”.

Y recordó que se le advirtió por escrito al fiscal Vega de la mora en la investigación, “pero evidentemente no hay una decisión firme de romper la inacción de la Investigación Penal Preparatoria. Todo ello da lugar a una clara denegación y retardo consciente de justicia por parte de quienes tienen en sus hombros a cargo la investigación de un ilícito”.

“No dudamos que esto beneficia al sindicado –señaló el periodista-, no dudamos sr. coordinador que por principio de unidad de actuación usted es el responsable de la mora, porque cuando se le solicitó una audiencia para ponerle en conocimiento del estado de la causa no sabía que ya habíamos sido admitidos como querellantes. Es inconcebible en una causa que es sensible a la opinión pública que ni siquiera se den las explicaciones del caso a quien es la víctima”.

Por esto le requirió a Guzmán que “discipline este proceso que está totalmente paralizado, que se intime a la recolección de la evidencia referenciada -que seguramente desapareció- bajo apercibimiento de desobediencia judicial y no se planche más las causa”. En ese sentido lo conminó a hacerse cargo de la instrucción de la causa porque “parecería que no hay ninguna intención de avanzar en el descubrimiento de la verdad”.

“Estamos en plena vigencia de un estado de derecho y el respeto de la ley de la que usted es el primer obligado cumplir y, por imperio del principio de unidad de actuación, corresponde que corrija esta grosera inacción, que como dije sólo beneficia al imputado, matando la verdad e hiriendo de muerte a la justicia. Esto no puede ser tolerado”, cuestionó.

Por otra parte, adelantó que “en caso de persistir en la negativa a avanzar” con la investigación de la denuncia se denunciará ante “el fiscal general (Luis de la Rúa) todo este desaguisado, que implica ni más ni menos un retardo y denegación de justicia palmario y consciente, que solo beneficia a la impunidad y al imputado, porque la verdad ya se ha escapado por la desidia en hacer lo que la ley manda e impone al Ministerio Público”.

En el final exigió que se lleven a cabo todos los actos procesales no incumplidos, como el secuestro de los registros de las cámaras de seguridad del municipio de Termas. De igual modo que se le tome declaración de imputado al acusado Raúl Lorenzo.

También advirtió que en caso contrario denunciará “la indefensión e inacción de la Unidad Fiscal a su cargo” y apuntó que esa actitud “alcanza a todos los funcionarios que integran los órganos de la justicia y en su carácter de magistrados”. Y recordó que por esa conducta podrían ser responsabilizados por “encubrimiento en cualquiera de los escalones de los funcionarios que se negaron o se niegan a ejecutar los actos que son propios de su función para perjudicar esta investigación”.