“Busco un novio para mi hermana”: alerta por la estafa viral del celestino

Jueves 23 de Mayo de 2024, 12:28

El intento de fraude se canaliza a través de correos electrónicos y, según los informes, ya ha generado grandes pérdidas de dinero.



Un singular intento de fraude, conocido como estafa del celestino, enciende las alarmas entre los usuarios. La arremetida comienza con un correo electrónico en el que una persona dice que busca un novio para su hermana e incluye el supuesto número telefónico para contactarla vía WhatsApp. Créase o no, esta técnica ha engañado a muchas personas, según indica el sitio Genbeta.

¿Cómo engaña la estafa del celestino?

Este tipo de fraude se encuadra entre los “románticos”, que apelan a convencer a las víctimas para que entreguen información personal con la promesa de, por ejemplo, una cita. Estafas de esta especie se han incrementado, especialmente en aplicaciones como Tinder.

En este caso, tal como indicamos anteriormente, el ataque comienza con un email que dice lo siguiente: “Estoy ayudando a mi hermana a encontrar un amigo amable, honesto y cálido. Mi hermana es muy amable, pero un poco tímida, así que se me ocurrió este método. Espero que no te importe. Primero, conózcanse. Esta es mi hermana WhatsApp (aquí comparte un número telefónico). Sea amable y educado”.

Siguiendo a la fuente, el modus operandi es un clásico en el ámbito de los fraudes virtuales. El primer contacto es amigable, con una promesa a priori tentadora. Para los atacantes, es clave conseguir la confianza de usuarios desprevenidos y confiados. Cuando alguien se contacta, es usual que no avancen hacia su objetivo en forma directa. En cambio, los intercambios —supuestamente auténticos— pueden durar varios días. En cierta instancia, los estafadores solicitan datos personales y/o dinero, apelando a diferentes excusas. Si las alarmas no se encendieron con el primer mensaje, entonces deberían hacerlo en este momento.

Consejos para evitar este tipo de estafas en línea

Hay diversas variables que son signos de alerta. Las principales: la llegada de mensajes no solicitados, las promesas demasiado tentadoras y, finalmente, el pedido de datos sensibles y/o dinero. Estas acciones no solo se encuentran en las “estafas románticas”, sino también en otros intentos de fraude.

En los diversos informes sobre seguridad informática de TN Tecno habitualmente mencionamos las claves fundamentales para mantenerse a resguardo de este tipo de estafas. La primera: mantener una postura siempre crítica y atenta. La segunda: valorar la importancia de la información. Es evidente que un usuario atento y con conocimientos es una presa más difícil de atrapar para los cibercriminales. Por último, nunca hay que compartir información personal —y mucho menos financiera— a terceros. Al respecto, es preciso tener claro que las compañías y organizaciones no solicitan datos a través de mensajes de texto o correos electrónicos. /TN