Se supo cuál fue la promesa que hizo el abogado Hugo Tomei a los 8 rugbiers que mataron a Fernando Báez Sosa

Miércoles 29 de Mayo de 2024, 12:49

Por primera vez uno de los rugbiers cuenta qué les decía su abogado.



A más de cuatro años del asesinato de Fernando Báez Sosa, Máximo Thomsen, uno de los ocho rugbiers condenados por el crimen, rompió el silencio por primera vez y acusó a sus compañeros de ser los responsables del delito. En una extensa entrevista para Telenoche de la mano de Rolando Barbano, el acusado dio detalles desconocidos. Entre esa información, el periodista logró conocer las instrucciones legales que recibieron los acusados de parte de Hugo Tomei, su primer abogado defensor.

“El consejo que tuvieron del primer abogado (Hugo Tomei) era de ‘no hablar’. Había un mensaje: ‘En 15 días salen en libertad’. Pero se tienen que mantener callados, porque si uno comienza acusar a otro van a terminar muy complicados y ninguno va a poder eludir la condena”, contó Rolando Barbano respecto al primer accionar del abogado defensor.

Thomsen es el primero de los ocho acusados en ofrecer una entrevista, tras romper el “pacto de silencio” que tenían entre los acusados. Aunque guardó silencio durante cuatro años por recomendación de su exabogado, Hugo Tomei, ahora busca una nueva estrategia de defensa que le permita salir de prisión antes. Parte de esta estrategia consiste en hacer pública su versión de los hechos.

Después de que la Cámara de Casación ratificara en marzo las penas para los ocho acusados por el asesinato de Fernando Báez Sosa, Máximo Thomsen eligió a Francisco Oneto como su nuevo abogado con la esperanza de revertir su condena. Es impórtate resaltar que el rugbier, hoy, está cumpliendo una prisión perpetua.

Lejos de mantener su estrategia principal y con el afán de revertir su situación, el joven decidió dar detalles de todo lo que sucedió durante la madrugada del crimen y su papel en la pelea. A lo largo de la entrevista, aunque mencionó a algunos de sus amigos y culpó a otros, entre lágrimas (es más de una ocasión), Thomsen describió cómo comenzaron los incidentes dentro del boliche Le Brique y cómo continuaron en la calle.

Por su parte, tras el dictamen de la justicia, Ciro Pertossi, Enzo Comelli, Luciano Pertossi y Matías Benicelli fueron sentenciados a cadena perpetua por el delito de “homicidio doblemente agravado por la participación premeditada de dos o más personas, en concurso ideal con lesiones leves”.

Sin embargo, Lucas Pertossi, Ayrton Viollaz y Blas Cinalli recibieron penas de 15 años de prisión por su papel como partícipes secundarios en el asesinato de Báez Sosa, “doblemente agravado por la participación premeditada de dos o más personas, en concurso ideal con lesiones leves”.

La entrevista completa de Rolando Barbano a Máximo Thomsen en Telenoche, primera parte

“Mi interés es poder contar todo. Vengo esperando hace 4 años, y no lo pude hacer. No necesito preparación”, comienza Máximo Thomsen en la entrevista exclusiva con Telenoche.

“Hice la escuela en Zárate, jugaba al rugby, entrenaba dos veces por semana y había empezado la facultad para profesor de educación física”, detalló.

“En el verano trabajaba con mi papá, en riegos. Mi día a día era cursar. Siempre me gustó eso. Cero violencia en el rugby. Nunca tuve una tarjeta amarilla. Es todo lo opuesto. Esto es social. Y la violencia siempre trae más violencia”, remarcó Thomsen.

“Si alguien está en Zárate… Se peleaba, con baldosas, con armas. Me he peleado, no estoy orgulloso. Lo traté con un psicólogo y a la salida del boliche hay muchas peleas”, se sinceró. “Nunca pensé que podría matar a alguien. Nunca pensás que podés matar a alguien con alguna parte de tu cuerpo”, sostuvo.

“Era mi manera de divertirme. En ese momento me emborrachaba cuando salía. Era mi necesidad”, blanqueó. “La segunda noche que estuvimos en Gesell nos juntamos con un grupo de chicas de Zárate. Estaba todo colapsado”, recordó.

“Ese día tomamos mucho en la playa. Llevamos 6 fernets y 4 botellas de vodka. Yo tomaba mucho fernet. Fui a comprar las entradas, comimos, y nos organizamos para salir. Yo llegué borracho a Le Brique”, dijo.

“Lo que me acuerdo es que estaba de espaldas a la pista. Matías Benicelli me dijo que le pegaron. Y al toque lo agarró un seguridad y lo sacó. Fernando fue el que le pegó a Benicelli. Después me enteré porque Matías estaba separando una pelea y Fernando le pegó una piña en la frente”, manifestó.

“Mis amigos se agarraron a piñas (es la pelea que filmó Lucas Pertossi). Fernando les hizo burlas. Enzo le pegó la primera piña. Después me enteré que si le había pegado a Fernando. No me voy a esconder. Yo me metí en la pelea. Nunca me dejaron contar”, subrayó.

“Nunca tuve una intención de matarlo. Nunca lo agarré de los pelos. Entré a tirar patadas, pero no tenía noción de lo que estaba pasando. Fue Ciro (Pertossi) el que le pega la patada, siempre dieron que fui yo, pero claramente no era”, resaltó. /eltrece