De Brito reveló la verdad sobre cómo se gestó la nota a Máximo Thomsen

Jueves 30 de Mayo de 2024, 09:47

El conductor de LAM reveló toda la previa de la polémica entrevista: quién la obtuvo, por qué la hizo Barbano, qué se les pidió a cambio u más.



El miércoles por la noche, Telenoche emitió la segunda parte de la entrevista que Rolando Barbano le hizo a Máximo Thomsen, uno de los rugbiers condenados a cadena perpetua por el crimen de Fernando Báez Sosa.

La nota generó toda clase de críticas, especialmente de la gente que siente que darle cámara es un ’intento de victimizar’ al culpable de un hecho aberrante. El enojo y la bronca no les permite ver el valor periodístico de la nota. Justamente Ángel de Brito habló de eso en LAM y aportó detalles específicos sobre cómo se gestó esta entrevista.

"Esto se viene trabajando desde que ocurrió el caso, hace ya 4 años. Quien consiguió la nota no fue en realidad Rolando Barbano sino Paula Bernini, una excelente periodista que recorre el país y cubrió el caso. Tenía contacto con los abogados y con los familiares, estuvo intentando siempre. Cuando Thomsen acepta, ella estaba de vacaciones".

Según reveló el conductor, hubo un tema de tiempos y finalmente, el Canal envió a Barbano: "El canal quería que dejara las vacaciones, ella pidió que la esperen pero bueno, no se pudo. Lo entiende obviamente. Yo creo que ella le hubiera dado otra impronta porque está acostumbrada, otra empatía", remarcó.

Desde la cuenta del Ejército de LAM mostraron el intercambio de mensajes que tuvo Bernini con Thomsen en la previa de la entrevista, donde el joven se disculpaba por no haber podido hacerlo con ella. "De todos modos la nota estuvo muy bien hecha, rindió perfecto también", aclaró De Brito.

Uno de los puntos que sorprendió a quienes gestionaron la nota, fue el hecho de que no hubo exigencias de parte de Thomsen. "Nahir Galarza por ejemplo, pidió ropa de Kosiuko y de determinado color. Él no pidió nada. Los productores le insistieron incluso el día anterior, entonces al final pidió medialunas porque hacía mucho que ni él ni sus compañeros las comían. Otro dato curioso fue que en la nota, se mostró todo el tiempo con las manos juntas, al frente y las mueve al mismo tiempo. Le preguntaron el motivo y lo que explicaron es que siempre lo llevan de un lado a otro esposado, es como que ya se acostumbró", cerró. /Pronto