Su amigo vendía cursos para hacerse millonario y lo estafó: “Se fugó con más de 500.000 dólares”

Domingo 02 de Junio de 2024, 18:21

El trader fue denunciado ante la Justicia por estafas que van desde los US$500 hasta los US$20.000. Advieren que alrededor de 1000 personas cayeron en la trampa.



“¡Atención! Si sos una persona que quiere generar ingresos diarios en dólares, quedate en este video”. Así comienza el video que tiene fijado en su cuenta de Youtube Agustín Marchetti, un joven que se presenta como “Trader Profesional” y tiene casi 80 mil seguidores. Detrás de esa cuenta en la que vende cursos supuestamente gratuitos se esconde una denuncia por estafa, una fuga de la Argentina y versiones que lo ubican en Andorra.

Juan Arista conoce a Marchetti desde que tiene uso de razón. “Lo conozco del barrio. A él, a la familia y a sus amigos. Confiaba en él al 100%”, dijo a TN el mecánico que le armó un auto de cero y a su medida para que pudiera correr en el autódromo.

Arista es uno de los pocos que, hasta ahora, se animó a denunciar a quien lo estafó. La denuncia está radicada en Córdoba, dado que el joven vivía en esa provincia para noviembre del año pasado, cuando todo terminó por desmadrarse.

Fueron apenas unos meses antes que Juan decidió confiar en su amigo: “Vi que tenía mucho éxito y que lo seguía mucha gente. Hacía mucha plata con el trading y empezó a ofrecer por Youtube e Instagram algo parecido a un plazo fijo en dólares, pero podías sacarlo cuando vos querías”, contó.

De acuerdo al relato del denunciante, Marchetti utilizaba una plataforma particular en la que decía que realizaba operaciones de bajo riesgo. “Quiero meterme en esto, pero no sé de qué se trata”, le dijo Juan a su amigo trader, quien por ese entonces ya estaba radicado en España.

A las semanas ya le había pagado US$200 por un primer curso y otros US$300 por una segunda capacitación. Todo pagado a medias con su pareja. “En el curso ya ofrecía el plazo fijo y mostraba las rentabilidades de lo que ganaba”, relató la víctima de la estafa, que poco tiempo después puso otros US$500 para invertirlos en lo que le proponía su amigo.

El objetivo de su inversión no era tomar riesgos, sino poder hacer crecer poco a poco su patrimonio: “No tengo mucha plata, pagué los 500 dólares en pesos y por mercado pago. Se lo envié a un link que me mandó él”, contó el mecánico.

Ni bien se concretó la inversión, el trader lo metió en un grupo de la red social Discord, donde estaba el resto de los inversionistas. El contacto con Marchetti era diario y directo por aquella época. Abundaban las frases como “esta mañana tenemos una ganancia de US$2000? acompañada de imágenes y videos con gráficos que mostraban un supuesto crecimiento. A día de hoy el denunciante no sabe si esas imágenes eran reales o armadas por el acusado.

Marchetti le prometió, según contó, que al día siguiente iba a tener 20 dólares más y que todos los días su plata iba a crecer. “Supuestamente iba a tener una ganancia de US$10.000 mensuales”, reveló. Pero el efecto fue inverso: todos los días perdía un poco más de sus ahorros.

“En vez de haber US$520, había US$480 y al otro día US$450. En una semana y media pasó a US$200?, recordó Arista sobre aquella tensa situación, a la que le puso un freno con una tajante pregunta: “¿Agustín, qué está pasando?”, le escribió.

Pero aquel trato cercano y cordial de las primeras semanas desapareció por completo de un día al otro: “No me contestó más. Le escribí por todos lados y nada. Lo llamé y seguía sin responder. Ahí fue cuando me quejé por el Discord”.

La queja por ese chat donde se mueven una gran cantidad de traders fue la que le abrió los ojos tanto a él como a otro grupo de personas que fueron estafadas. “Empezó a hablar gente que decía que le faltaba plata y él borraba los comentarios. Se quejaban, los bloqueaba y no podías interactuar con ellos”.

Rápido de reflejos, Arista tomó los contactos de las personas que habían sufrido lo mismo que él y les escribió por privado. A partir de ahí le llegaron testimonios de todo tipo: “Vi que no era un problema conmigo, todas las personas estaban mal. Mucha gente me decía ´no operes con Marchetti que es un mentiroso”

Mientras se daba esta situación en la Argentina, a Juan le llegaban fotos y videos del trader saliendo a bailar por distintos boliches de España: “Estaba gastando dólares de plata ajena”.

Casi dos meses después de descubrir la estafa y luego de muchas idas y vueltas con la plataforma en la que había invertido el dinero, Arista logró sacar la poca plata que le quedaba en esa aplicación.

“De los US$500 que puse me quedaba $120 y tuve que sacar US$100 porque me cobraban US$20 por el trámite. La plataforma me dijo que no se hacían responsables de este estafador”, contó.

En estos cinco meses donde descubrió y denunció la estafa, la víctima fue buscando información sobre la vida del presunto estafador. Una información que tiene bastante a disposición, dado que el influencer se muestra públicamente en todas sus redes sociales.

Así es como descubrió sobre su viaje a España, su presunta fuga a Andorra, las acciones legales que tomó la Comisión Nacional de Valores contra él y hasta una serie de posibles estafas previas en el conurbano.

De las estafas en el conurbano a la fuga a Andorra

“Otras víctimas me dijeron que fueron estafadas por él en Lomas, Lanús y otros barrios del conurbano. Por eso él se mudó a Europa”, aseguró Arista.

Casualmente, el joven le había dado otra versión: “Me dijo que estaba allá porque tenía un negocio internacional de una oficina en euros. En realidad se fue porque si se quedaba en la Argentina lo mataban”.

La Comisión Nacional de Valores (CNV) intimó a Agustín Marchetti por una denuncia que se realizó en agosto de 2021, cuya carátula fue “posible oferta pública irregular”. La misma causa tuvo un fallo en enero de este año, donde se le inició un sumario al trader argentino.

Claro que esto no lo sabía Juan antes de apoyarse en su confianza y darle su dinero: “Yo no lo sabía cuando entré. El decía que estábamos perdiendo el tiempo si no invertíamos”.

En paralelo, la cuenta de Instagram por donde se promocionaba el influencer -y donde tenía 40 mil seguidores- fue cerrada y ya se abrió otra. “Ahí siempre hace un reel donde muestra las ganancias con imágenes y cuadros. Muestra números exuberantes y ganancias en dólares”

Arista dice que le llegó la versión de que escapó de España hacia Andorra. Si bien TN no pudo corroborar el motivo, lo cierto es que el acusado por estafa sí está en el país europeo y es desde ahí que transmite en vivo por su canal de Youtube para más de 80 mil seguidores.

“Me da una bronca terrible. Si lo veo no sé cómo reaccionaría porque era mi amigo y me robó mucha plata”, reconoció el denunciante sobre lo que podría pasar en un eventual encuentro con su estafador. /TN