Tras quedarse viudo, un hombre de 54 años pegó carteles en toda la ciudad para encontrar nueva novia

Miércoles 05 de Junio de 2024, 11:13

Un hombre colocó carteles en toda la ciudad para conseguir un nuevo amor tras quedarse viudo. (Foto: gentileza G1)



Un hombre puso anuncios publicitaros para buscar novia en las calles más importantes de su ciudad. El hecho ocurrió en la Zona Oeste de Río de Janeiro, Brasil. En las pancartas, colocó la frase “buscando novia” y puso una foto de él junto a dos perros: “Si no te gustan los perros, no te gusto yo”, advirtió a las pretendientes.

Carlos Valentim es un empresario de 54 años de edad que lleva cuatro años viudo. El hombre se cansó de las aplicaciones de citas y decidió avanzar con una estrategia más rustica. El hombre empapeló la ciudad con 50 carteles para conseguir una nueva compañera de vida.

Su disciplina es innegable. El hombre hasta se puso una fecha límite para conocer a su nuevo amor: Carlos desea terminar con su soltería antes del día de San Valentín, que en Brasil se celebra cada 12 de junio.

“Mi objetivo es encontrar novia antes del Día de San Valentín, para no pasarlo solo. Incluso reservé una mesa en un restaurante de la Zona Oeste. Si puedo, para entonces ya tendré mi primera cita con esta persona”, contó en diálogo con el medio G1.

En los carteles puso su usuario de Instagram, junto a un código QR, para que las interesadas puedan contactarlo por esa vía de comunicación. “En los 9 años que viví con mi esposa no tuve redes sociales, ni Facebook ni nada porque no nos gustaba, no nos parecía cool. Mi hija me hizo un perfil. Pensé en poner mi WhatsApp en el cartel, pero no podría hablar con nadie. Entonces recordé que también tenía Instagram y decidí usarlo”, explicó.

https://tn.com.ar/resizer/MFuGTj7802YlWbxogcukX8BGwRo=/767x0/smart/filters:format(webp)/cloudfront-us-east-1.images.arcpublishing.com/artear/32JLHZ4HYJGBTAB6PH2JCVWMZE.jpg
Carlos colocó los carteles estratégicamente en las zonas más transitadas de la ciudad. (Foto: gentileza G1)

Al parecer, su técnica funcionó: “Según mis cálculos, vinieron a verme 500 mujeres. Hay 50 vallas publicitarias repartidas por todos lados. Y hay un cartel en la Avenida Brasil, en este caso son tres juntos, por donde pasan cien mil personas cada día”, remarcó.

Carlos tiene mucho para ofrecer en su próxima relación

Carlos deberá seleccionar entre las tantas mujeres que le escribieron, pero ¿qué tiene él para ofrecerles? Según su propia descripción, el hombre asegura que cuida su apariencia, que es hogareño, es hincha del club Vasco da Gama y practica karate desde los 18 años.

Por su parte, una condición fundamental para acceder a una cita es que a su pretendiente le gusten los animales. De hecho, en los carteles posa junto a sus dos perritas, a quiénes presenta públicamente con sus respectivos nombres: Mel y Pretinha.

https://tn.com.ar/resizer/dWP3yYWYd9zQgWO7UWd3LYnoSuA=/767x0/smart/filters:format(webp)/cloudfront-us-east-1.images.arcpublishing.com/artear/AGJWBNEUUNEULMYNKTEOMJCKIQ.jpg
El hombre gastó una fortuna en la campaña para conseguir novia. (Foto: gentileza G1)

Carlos dijo que su futura enamorada tiene que estar dispuesta a tener una relación sin secretos, con cariño y disfrutar de la familia. Al mismo tiempo, remarcó que puede ser de cualquier región de Río de Janeiro.

El empresario contó que aunque intentó usar aplicaciones de citas, hasta el momento no había encontrado el perfil ideal de su futura compañera de vida. Por eso, decidió invertir dinero en una campaña.

¡La campaña le costó una fortuna!

Carlos no tuvo problema en destinar sus ahorros para empapelar la ciudad. Según contó, la campaña le costó 40.000 reales, lo que equivale a casi siete millones de pesos argentinos. Dinero que había ahorrado durante su viudez.

“Los cuatro años que estuve viudo los ahorré, logré ahorrar dinero. Entonces decidí presentarme para que pudieran verme. Creo que de ahí surgirá una buena persona”, dijo convencido.

A su vez, el hombre niega que haya realizado la campaña para buscar fama, él afirma que el deseo de encontrar una esposa es genuino. Según su testimonio, después de la partida de su esposa, se sintió muy solo.

“La razón para colocar los carteles es que soy una persona hogareña. Sólo sé trabajar, me quedo en casa, cuido a los perros, veo una película y duermo. No voy a fiestas ni discotecas. Paso todo el año trabajando. Y el tiempo pasa. Pasé cuatro San Valentín solo, cuatro Navidades y cuatro Año Nuevo”, concluyó. /TN