Compró una moto por Internet, los ladrones simularon ser vendedores y lo balearon para robarle U$S 6.000

Jueves 06 de Junio de 2024, 11:02

El hombre de 41 años fue interceptado cuando iba a hacer una compra que había pautado por internet. (Foto: Google Maps).



Un hombre de 41 años compró una moto por internet, los vendedores lo estafaron y lo balearon para robarle US$6000. El ataque ocurrió en la localidad bonaerense de Castelar y la víctima está internada en un hospital de Morón.

El dramático episodio ocurrió durante el martes por la tarde, cuando un ciudadano de nacionalidad boliviana manejó con el dinero desde Berazategui hasta Castelar para hacer la compra de una moto, que había pautado previamente a través de una plataforma de internet.

El comprador fue acompañado por dos familiares para evitar una posible estafa, pero cuando llegó a la calle Saladillo al 2200 -en la esquina de la calle Mburucuyá- fue abordado por dos delincuentes que se movilizaban en una moto Tornado negra.

Los ladrones le apuntaron con un arma y lo obligaron a entregar la mochila en la que tenía el dinero, pero la víctima se negó y comenzaron a disparar a corta distancia para tratar de amedrentarlo.

El primer disparo dio en el portón de la casa de un vecino y el segundo impactó en el tobillo izquierdo de la víctima. Los delincuentes ejecutaron un tercer disparo al aire, tomaron el dinero y escaparon a toda velocidad.
 
https://tn.com.ar/resizer/8E8bB_20xqHA-W0sCpvFWqZ7epQ=/767x0/smart/filters:format(webp)/thumbs.vodgc.net/5C3780337263C5C1E1C5712D9304E226653_1080P.jpg


Los dos familiares que estaban junto a él avisaron rápidamente al 911 y en pocos minutos llegó una ambulancia del Servicio de Asistencia Médica de Emergencias (SAME) que lo trasladó al Hospital de Morón.

En el centro de salud bonaerense recibió las primeras curaciones y quedó internado. El primer parte médico indicó que el estado de salud de la víctima “es bueno” pese a la herida que sufrió y que en pocas horas recibirá el alta médica.

El brutal episodio está en manos de la Fiscalía N°7 de Morón y del destacamento de Castelar Sur. La investigación ahora está centrada en recolectar cámaras de seguridad para identificar a los delincuentes.

Los investigadores también realizan un seguimiento de las redes sociales de los falsos vendedores que concretaron la estafa para poder encontrar datos que puedan ser claves en la investigación. /TN