Descarado, Alperovich al asumir en 2003 anunciaba: "en mi gobierno el que meta la mano en la lata va a ir preso"

Sábado, 13 de Abril de 2019 13:08

Julio Miranda y José Alperovich



LA DECADA INFAME DE ALPEROVICH Y ROJKES

2 DE JULIO DE 2003

El estilo inaugurado por el presidente Néstor Kirchner parece muy instalado en José Alperovich, el flamante gobernador electo de Tucumán por más del 42 por ciento de respaldo popular.

Las coincidencias con el jefe del Estado son notables. En un reportaje que concedió a La Nación, Alperovich aseguró que piensa "transformar" la provincia y para hacerlo jugará "en todos los frentes" desde el inicio mismo de su gestión, el próximo 29 de octubre, en reemplazo de otro peronista, Julio Miranda.

En la misma línea que el actual presidente, le advirtió a la dirigencia política local en general, y a los futuros legisladores en particular, que no cederá a presiones y que denunciará al que le "juegue por izquierda".

"El que meta la mano en la lata va a ir preso",
sentenció en un pasaje de la entrevista que mantuvo con La Nación en un soleado café de la localidad de Yerba Buena, coqueta ciudad del Gran San Miguel donde tiene su residencia este empresario heredero de parte de la fortuna forjada por su padre, León Alperovich.

-¿Cómo se puede reconstruir la provincia con la misma dirigencia responsable de su actual situación?

-Yo llego sin compromisos. Sé lo que piensa la gente, que ganar no me da ningún derecho y que tengo tolerancia cero. Por lo tanto, yo voy a tener tolerancia cero con todos. No he negociado nada, entonces vengo a jugar fuerte, no vengo a joder. También sé cómo usar mi poder.

-¿Cómo lo va a usar?

-Trabajando bien, pero que nadie me venga a apretar porque se acabó la joda. Tipo que meta la mano en la lata va a ir preso. No voy a tirar 30 años de la empresa de mi viejo en esta provincia. Yo vivo acá, no tengo casa en Buenos Aires ni negocios en Miami. Llego como creo que nunca llegó un gobernador.

-¿No tiene compromisos políticos con Miranda, que lo proclamó ganador?

-Me parecía que debía hacerse así. Si me pregunta si tengo compromisos con Miranda, le digo que no.

-¿Qué responsabilidad tuvo Miranda en su triunfo?

-Fue una persona que se portó muy bien conmigo desde el punto de vista político. Me habilitó a participar en la interna, no me ha jugado en contra y no me ha pedido nada.

-¿Qué pasará con los legisladores, que están sospechados de cobrar la sanción de leyes?

-El que jode en mi gobierno va a estar cagado, que lo tengan en claro. Al que me juegue por izquierda lo voy a denunciar. Tendrán que allanarse a mí o serán hombres que no podrán funcionar en política nunca más. Saben que no soy un "buenito" que se va a dejar torcer el brazo. Soy un peleador nato. Además, nunca hice nada incorrecto, y para hacer esta transformación hay que llegar limpio.

-¿Cómo influirá su buena relación con Kirchner en los primeros días de gestión?

-El conoce lo que pasa en Tucumán y tiene un fuerte compromiso con la provincia. Va a exigir que el gobernador sea correcto, que trabaje bien; pero va a ayudar mucho con toda su gente. Es una palabra de honor que tiene el Presidente.

-Usted fue ministro durante la gobernación de Miranda...

-Cuando fui ministro todo se manejó debidamente, nunca hubo desviación de nada. Más aún, en esa época con un bono se compraba un dólar.

-¿Qué reformas impulsará?

-Yo uso las tres D: desburocratización, despolitización y descentralización. Tengo que romper con el sistema burocrático que obliga a poner una coima para mover un expediente. Para eso hay que descentralizar porque si no no hay salida. Hay que jugar en todos los frentes, no en uno solo.

-¿Cómo despolitizará una provincia con 1800 sublemas y 34 mil candidatos?

-La mayoría de esa gente se ha postulado para tener un trabajo más. Eso es lo que hay que cambiar.

-¿Cumplirá su promesa de derogar el sistema de lemas?

-Sí, pero eso es sólo una partecita. ¿Te parece que puede haber concejos deliberantes en municipios de cinco mil habitantes y que no haya guita para el hospital?

-Usted habla de una reconstrucción a largo plazo. ¿Cómo va a trabajar en lo urgente, la desnutrición infantil, por ejemplo?

-Si hoy juntamos todo el dinero que hay en emergencia social son 6 millones de pesos por mes. Si la manejo bien, la puedo distribuir seis veces mejor de lo que se está haciendo hoy. Por eso hablo de despolitizar, descentralizar y desburocratizar. Persona en mi gobierno que haga política partidaria, se va. No voy a permitir que nadie juegue a la interna.


Fuente: http://www.lanacion.com.ar/508149-alperovich-el-que-meta-la-mano-en-la-lata-va-a-ir-preso