Joven deportista murió, resucitó a los 20 minutos y confirmó que seguiremos viviendo siempre

Sábado, 20 de Febrero de 2021 10:22

Zack Clements



¿Crees en la vida después de la muerte? El testimonio de Zack Clements lo confirma.

Esta es la historia de un joven deportista de 17 años cuya vida cambió completamente el día que cayó en coma. Zack estaba en medio de partido de fútbol cuando de repente cayó al suelo. Sus compañeros intentaron reanimarlo, pero la situación era muy complicada.

La ambulancia llegó, y según dijeron los paramédicos “era una de las situaciones más graves que habían visto”.

El adolescente fue trasladado al Centro Médico más cercano en Fort Worth, Texas; pero cuando los médicos se reunieron con los padres de Zack le dieron la peor noticia de todas: su hijo tenía 20 minutos de fallecido.

After regaining a heartbeat, Zack, pictured here with his mother, was airlifted to Cook Children’s Hospital in Fort Worth, three hours away

¿Qué pasó? Zack sufrió un trauma cardiaco debido a un problema en el ritmo de los latidos del corazón, la arteria coronaria era anómala y pequeña, así que durante el partido sufrió una inflamación, lo que causó el accidente.

Pero pasados los 20 minutos, el corazón de Zack comenzó a latir por sí solo.

Según los médicos, su temperatura corporal se redujo, por lo que el cerebro pudo recuperarse del trauma cardiaco que había sufrido. Todo el personal médico estaba sorprendido, pues nadie se recupera de un accidente así tan rápido.

Cuando Zack pudo hablar con sus padres les contó lo que vio mientras estaba ‘muerto’.

Según el joven un hombre con barba espesa, ojos azules, pelo largo y rizado se acercó a él. “Puso su mano en mi hombro y me dijo que todo iba a ir bien. Me hizo sentir como si alguien estuviese cuidándome”, confiesa emocionado.

Resultado de imagen para Zack Clements

Esta experiencia cambió la vida de Zack, quien afirma ahora es una persona mucho más fuerte, y no le importa las críticas que reciba su historia. “La gente puede discutir la ciencia y la lógica, pero no puede discutir la experiencia personal de alguien”, argumenta su padre.

Zack’s parents, Billy (left) and Teresa (right) Clements, have said that a divine miracle is the only explanation for their son coming back to life

Zack no sabe si fue Dios, San Pedro o algún pariente lejano, lo cierto es que según él vivió esta experiencia y afirma que hay ‘vida después de la muerte’.