Schumacher cumple 49 años en medio de múltiples rumores

Miércoles, 03 de Enero de 2018 10:59

Schumacher con su mujer, Corinna



Este 3 de enero Michael Schumacher cumple 49 años, envuelto en el misterio, a cuatro años de su grave accidente de esquí.

“Extrañamos a Michael”, exclamó hace pocos días Jean Todt, el mandamás de la Federación Internacional de Automovilismo, al dejar inaugurado el “Hall de la fama” de la FIA en París. Y todo el automovilismo lo extraña por más que al momento del terrible accidente ocurrido hace exactamente cuatro años ya se había bajado definitivamente de los bólidos rojos de Ferrari con los que concretara las hazañas más notables.

El hombre que vivió gran parte de su vida a más de 300 kilómetros por hora continúa aún hoy padeciendo las secuelas del accidente de esquí que le provocara graves daños cerebrales el 29 de diciembre de 2013. Desde ese día hasta ahora el estado de salud del alemán que obtuviera siete títulos mundiales –fue el primero en superar el récord de nuestro quíntuple campeón, Juan Manuel Fangio— ha sido un misterio absoluto. La familia, que se mantiene a su lado permanentemente, jamás reveló cómo se encuentra el deportista e instaló un hermetismo total solamente quebrado por las especulaciones de los medios de prensa de todo el mundo.

Esta verdadera leyenda de la Fórmula 1 está enfrentando su carrera más difícil después de aquella fatídica jornada durante sus apacibles vacaciones de esquí en Los Alpes franceses. Las crónicas recuerdan que cuando encaraba un brusco descenso tropezó y su cabeza se estrelló contra una roca. El casco, que se partió, impidió que muriera de inmediato. Pero a partir del terrible golpe sufrido comenzó una larga pelea por sobrevivir.

El piloto que aún hoy sigue siendo el más ganador de la historia de la máxima categoría del automovilismo mundial con 91 triunfos, fue trasladado ni bien ocurrió el accidente a la Clínica Universitaria de Grenoble donde fue operado dos veces de urgencia al mismo tiempo que los allegados a Shumacher establecían un “pacto de silencio” que sólo fue interrumpido con un parte médico difundido en 2014. Desde ese momento hasta ahora, nada se sabe.

“Es el derecho de su familia a proceder de la manera que es mejor para ellos”, dijeron una y mil veces desde el estrecho círculo que se mueve en torno al ex piloto. Actualmente el alemán se encuentra en su casa de la localidad suiza de Gland, a orillas del Lago Ginebra, enfrentando un largo proceso de rehabilitación amparado en la privacidad.

En medio del torbellino informativo que rodea el caso el diario deportivo francés “L´Equipe” tituló hace una semana: “El estado de salud del siete veces campeón del mundo es objeto de multitud de rumores”. Incluso se habla de una foto, tomada de asalto, que lo muestra postrado en una silla de ruedas pero que nadie quiso publicar por temor a las represalias legales.

Mientras tanto, su hijo Mick –con 18 años y aspiraciones de seguir los pases de su padre--, prefirió el silencio cuando fue abordado sobre el estado de salud de Schumacher por la prensa después de debutar este año en la Fórmula 3. En agosto, el joven piloto completó una emotiva vuelta en el circuito belga de Spa-Francorchamps a bordo del Benetton Ford B 194-5 con el que el multicampeón ganó el mundial de 1994. Pero sobre la situación del hombre que deslumbrara al mundo automovilístico entre 1991 y 2006 ni una palabra.

El núcleo más cercano al ídolo de los “ferraristas” se completa con su esposa Corinna Betsh quien, además del silencio, decidió que la internación de Schumacher se concrete en un cuarto de su enorme casa bajo la supervisión de un equipo médico compuesto por 15 personas. Como es lógico suponer semejante cobertura cuesta una fortuna mientras varios sponsors le han retirado su aporte. Dicen, quienes siguen de cerca el tema, que pese al dinero embolsado durante la campaña deportiva de “Shumy”, todo se ha vuelto cuesta arriba para su familia. Y sobre el particular, una nota aparecida en el “Daily Mirror” acaba de revelar que el tratamiento domiciliario cuesta unos 165 mil dólares por semana, por lo que ya la familia lleva gastados más de 26 millones de dólares.

A cuatro años de aquella fatídica jornada de esquí el silencio y el misterio rodean a quien concentrara por años la admiración de los amantes del deporte de los fierros.


Fuente: http://www.eldia.com/nota/2018-1-3-4-11-7-michael-schumacher-el-misterio-cumplio-cuatro-anos-deportes