El periodista Daniel “Bambino” Gómez quedó con la cara totalmente desfigurada por la violentísima agresión de tres personas, que se encontraban en una fiesta en un departamento ubicado debajo de su casa.