Emilio Luque castigó con dureza a Macri por mentir con el precio del etanol

Miércoles, 16 de Mayo de 2018 07:16

INGENIO AZUCARERO. Emilio y Martín Luque y el gobernador Manzur salen de la misa de bendición.



Entre octubre de 2017 y abril de este año, el precio del litro de bioetanol con base en la caña de azúcar se redujo un 4,2%, al pasar de $ 16,87 a $ 16,16.

El Ministerio de Energía y Minería nacional, organismo que se encarga de la regulación del mercado de los biocombustibles, había dispuesto bajas más bruscas entre noviembre pasado y marzo de 2018. El mayor descenso se registró en noviembre, con $ 14,34 (-15%). La decisión del Gobierno nacional generó entonces malestar e incertidumbre entre los industriales azucareros del país, que elevaron el rechazo a la medida ante el titular de la cartera, Juan José Aranguren.

El viernes último, Energía dispuso el nuevo valor (para mayo) de $ 17,73 por litro, lo que representó un aumento de 5,09% respecto del coste de octubre. Sin embargo, esa cifra estuvo por debajo de otras variables, como el salto del dólar, el aumento de las naftas o la inflación que impacto en los costos. Inclusive, es menor al cálculo del sector: debería estar hoy entre $ 18 y $ 19. Por ello, el disgusto persiste y eso se apreció en algunos referentes de la actividad azucarera local.

“Deseamos, apoyamos y creímos en un país mejor, pero este Presidente (Mauricio Macri) nos ha mentido; nos falló. Cree que somos todos analfabetos. No estamos dispuestos a dar apoyo a quienes nos mienten. Ellos han hecho negocios con los amigos. Las petroleras se llevaron los recursos de la industria y de los empleados azucareros. (Pero) vamos a seguir luchando y tenemos expectativas de inversiones para muchos años. Dependerá más de nosotros que nos vaya bien, que de ellos. No vamos a hacer paro ni piquetes; vamos a redoblar el esfuerzo y pondremos las condiciones la próxima vez (en la negociación); no dejaremos que nos mientan más”, manifestó Emilio Luque, propietario del ingenio Concepción.

El Grupo Luque realizó el martes la misa y el acto de iniciación de la zafra 2018. Se prevé que la molienda arranque la semana próxima, según informaron las autoridades de la empresa.

“El bioetanol solucionó gran parte del problema de la industria (con el aumento del corte a 12%). Pero este gobierno nos dio un hachazo en octubre; nos sacó un 7,5% (promedio mensual hasta marzo). Recién nos dio unas migajas en abril. Mientras, las naftas aumentaron un 33% en ese período; el dólar, más del 30%; el gas, un 40%. Es un milagro que esta industria subsista”, enfatizó el empresario.

Luque se preguntó por qué el Gobierno nacional “ha castigado tanto” a la agroindustria. “No sólo a Tucumán, sino también a Salta y Jujuy. Se cerró un ingenio en Salta, no se sabe si trabajará La Esperanza (en Jujuy); el ingenio Tabacal dejó 180 empleados. Seguramente, esta situación repercutirá en Tucumán”, advirtió.

El gobernador Juan Manzur también encabezó el acto y, al igual que Luque, cuestionó la política económica de la administración Macri. En particular, hizo referencia a las declaraciones del ministro de Hacienda de la Nación, Nicolás Dujovne, quien admitió que el país tendrá este año más inflación de la prevista y menor crecimiento de la actividad.

“No somos una isla. Obviamente, la situación que se está viviendo en el país nos va a repercutir en un futuro. Hice todos los deberes. Esta es una provincia ordenada, que no tiene déficit fiscal; tengo superávit en la balanza comercial, (porque) logré exportar por más de U$S 1.000 millones. Llevo casi tres años como gobernador y no tomé ni un centavo de deuda externa; no tomé un solo dólar prestado. Es una provincia que está en equilibrio”, enfatizó.

El mandatario priorizó a la inversión y la producción para generar trabajo, frente a las operaciones con Letras del Banco Central (Lebac). “La timba financiera no da trabajo”, agregó.

La zafra

Tras la misa de bendición de la campaña, los referentes del Grupo Luque hicieron hincapié en que, a pesar de las oscilaciones económicas, pudieron concretar una inversión de U$S 22 millones para tecnificar y hacer más eficiente y competitiva a la planta sucroalcholera, ubicada en la localidad de la Banda del Río Salí.

“Estamos inaugurando una planta deshidratadora de alcohol. El ingenio está mejor preparado respecto de cuando lo compramos (el año pasado). Invertimos en biomasa para la cogeneración de energía, en el campo y en alcohol. Esperamos que las condiciones climáticas no nos compliquen la zafra” enfatizó Martín Luque, hijo del titular del Grupo homónimo.

El empresario estimó que en la zona este de la provincia se obtendrá este año un volumen de caña de azúcar para molienda similar a la temporada 2017. No así en los cañaverales del sur.

El ingenio Concepción, el de mayor producción local, produjo el año pasado 258.000 toneladas de azúcares “equivalentes”, es decir, azúcar físico más alcohol. Ese número fue menor respecto de las 311.000 toneladas de 2016, a raíz de los efectos de los fenómenos climáticos, como las lluvias.

El año pasado, la producción en Tucumán fue de 1,332 millón de toneladas, entre azúcar y alcohol.

“Tiene que ser una buena zafra, porque hay caña suficiente. La producción dependerá de la responsabilidad del sector industrial y de que efectivamente hagan todas las exportaciones que deban hacer” para evitar que haya una sobreoferta en el mercado interno y caiga el precio de la bolsa (hoy, en alrededor de $ 530). Además, expresó que espera que los empresarios cumplan con el cupo de bioetanol. “En algún momento, la Nación dejará de quitar recursos a la provincia y a la industria y terminará de beneficiar a los petroleros”, finalizó.
 

Fuente: http://www.lagaceta.com.ar/nota/770753/actualidad/precio-bioetanol-no-convence-industria.html