¿La fórmula para octubre?

Viernes, 19 de Mayo de 2017 08:09

Roque Alvarez visitó ayer a Alperovich.



Por Tomás Luciani
CONTEXTO


Aunque muchos peritos analistas dan por sentado que Cari Vieja Yedlin será el primer candidato a diputado nacional del peronismo en octubre, hay finas señales que vienen marcando la más que probable postulación de José Alperovich.

Las recorridas de Alperovich por zonas periféricas y su interés por gastar plata en un "equipo de medios" conllevan un objetivo. No es hombre de regalar nada -ni siquiera chucherías como las que reparte a los humildes-, a no ser que tenga un bocado en vista para engullirse.

El senador cree que con el apoyo de la Casa de Gobierno le ganaría fácilmente a José Cano. Así revalidaría títulos y se mantendría en el primer plano. Sabe que Juan Manzur buscará la reelección como gobernador en 2019, y no quiere perderle pisada.

Sufre una aguda abstinencia de poder, se tienta con ser candidato ahora, y ya piensa en acompañantes, como Roque Alvarez. Pero no está totalmente decidido. Nunca le gustó jugar a nada que implique riesgos. Siempre se mueve con cartas marcadas.

Alperovich teme que Manzur lo anime a ser candidato, pero luego le ponga el freno de mano al aparato, y que la campaña se le haga muy cuesta arriba.

El le hizo esa misma jugada en 2003 a Julio Miranda, quien se postulaba para senador. Por orden de Alperovich, el engranaje clientelar no se movió, y Miranda perdió por paliza ante Ricardo Bussi.

Manzur podría ser el vengador de Miranda, jugando a media máquina, ofrendándole a la Casa Rosada una mala performance de Alperovich, y limpiando su propio camino para retener el poder dentro de dos años.