Jaldo

En medio del desierto un local de lujo sólo tiene zapatos talle 37

Viernes, 19 de Mayo de 2017 07:59

Lejos de cualquier circuito comercial y bajo el sol demoledor del desierto de Texas se encuentra Prada Marfa.



Es un lugar donde uno podría esperar encontrarse lagartos, cowboys o un millón de estrellas. Cualquier cosa, menos el local de una de las marcas de ropa y zapatos más caras del mundo. En el medio de la nada, lejos de cualquier circuito comercial y bajo el sol demoledor del desierto de Texas se encuentra Prada Marfa.

¿Es el negocio de alguien con cero olfato comercial? Nada de eso, se trata más bien de un experimento social ideado por dos artistas en 2004.

Prada Marfa no abre ningún día el año y a través de sus vidrieras solo se ven bolsos rotos y zapatos derechos -sin su par- de talle 37. No tiene empleados, no tiene movimiento, por más que ocasionalmente algún curioso se acerque hasta este comercio cuyo pueblo más próximo, Marfa, está a más de 40 kilómetros. Incluso famosos como Beyonce han posado frente a sus puertas.


Prada Marfa fue inaugurado en 2005 y costó 80 mil dólares. Desde entonces nunca se hicieron reparaciones ni retoques. Porque el objetivo justamente es ese: evidenciar el impacto del tiempo y del ser humano sobre una construcción. "Nos encantó la idea de que la obra naciera y que no se realizara mantenimiento jamás. Si alguien lo pinta con aerosol o si un cowboy decide usarlo para practicar su puntería o si un ratón o una rata deciden hacerlo su hogar, en 50 años estará en ruinas. Será un reflejo del tiempo en que se hizo", explicaron Yvonne Force Villareal y Doreen Remen, cofundadoras de Art Production Fund y creadoras del Prada Marfa.

Según las artistas, también se trata de una crítica a la cultura del consumo y al mercado del lujo, que funciona por contraste: zapatos y carteras carísimas en un lugar donde nadie los puede comprar ni tienen utilidad.

Además de un robo y algunos vandalismos, en 2013 el Departamento de Transporte de Texas intentó demolerlo argumentando "publicidad ilegal". Luego de un año de negociaciones, las artistas finalmente lograron que Prada Marfa fuera catalogado como museo.



Fuente: http://tn.com.ar/sociedad/el-curioso-local-de-lujo-que-esta-en-medio-de-un-desierto-de-texas-y-solo-tiene-zapatos-talle-37_793774