Paso a paso, cómo se usa Airbnb (es muy sencillo y de enorme utilidad para viajeros)

Viernes, 10 de Agosto de 2018 07:43

Airbnb ofrece alojamiento en propiedades particulares en todo el mundo. /Foto: Clarín



Ya desde el eslogan de origen, Airbnb dejó claro de qué se trataba. "Olvídense de los hoteles", anunciaba, no porque estuviera en contra de los alojamientos tradicionales, sino porque se enfocaría en otro mercado: el de los alojamientos particulares, en casas o departamentos que ofrecieran sus propios dueños.

La empresa fundada en San Francisco creció rápidamente y hoy tiene miles de usuarios en todo el mundo; desde grandes ciudades a pequeños pueblitos, y con el más variado perfil de hospedajes: desde pequeñas habitaciones con baño y todo compartido a departamentos de lujo con vista al Mediterráneo, o casas de madera construidas sobre árboles en algún bosque.

Es el primer sitio que nació específicamente para alquiler de propiedades particulares, a diferencia de otros que, a partir de esta tendencia, comenzaron a ofrecerlas. Por ejemplo, booking.com, uno de los sitios más populares para reserva de alojamientos, comenzó como buscador de hoteles, pero ahora también ofrece departamentos o casas privadas.

Lo cierto es que miles de personas se sumaron a la tendencia de alojarse en casas de otros, compartiendo el espacio o reservándolo todo para sus días de estadía. Y otros miles, a la posibilidad de ofrecer una propiedad o habitación a turistas como para obtener unos ingresos extra.

Airbnb está cumpliendo diez años, y por si no sabés usarlo, aquí te explicamos brevemente cómo se hace.

Paso a paso

En primer lugar, tenés que registrarte (con una cuenta de mail o con tu facebook) en el sitio www.airbnb.com. Así vas a tener tu perfil de usuario o huésped, en el que serás calificado según tu comportamiento cuando te alojes en alguna de las propiedades ofrecidas.

El paso siguiente es ingresar y tipear el nombre de la ciudad a la que querés viajar, tras lo cual te va a aparecer un listado de propiedades en alquiler: casas, departamentos, habitaciones, etc. Entonces agregás las fechas de tu estadía y la cantidad de viajeros, y te va a mostrar los que estén disponibles para esas fechas con la capacidad adecuada (por ejemplo, si viajan 4, no te va a mostrar los que tengan menos de 4 plazas).

Entonces podés aplicar filtros. Algunos son prearmardos, y te recomiendan propiedades por tipo de viaje, como para familias o de trabajo, por ejemplo. Pero además, tenés otros varios filtros para elegir según tus preferencias. Por ejemplo, si querés que el lugar tenga wifi, TV, aire acondicionado, cocina, etc.;

También podés elegir si querés reservar la propiedad completa (todo el departamento o casa) o sólo una habitación (en estos casos es probable que debas compartir sitios de uso común, como la cocina, el living o el baño, dependiendo de cada propiedad, con el/los dueños, o con otros huéspedes).

Cuando clickees sobre una de las propiedades que te aparecen en la lista, podrás ver una breve descripción del lugar y un listado de los servicios que ofrece (wifi, plancha, secador de pelo, TV, etc.). También se detallan las “reglas de la casa” (no se puede fumar, no es adecuado para bebés, no se admiten mascotas, etc.) y podrás ver varias fotos de la propiedad.

Más abajo están las evaluaciones, con la cantidad de estrellas que le han otorgado huéspedes anteriores (el máximo es de 5). Y a continuación, las opiniones y comentarios de esos huéspedes, que te pueden ser de mucha utilidad para conocer detalles que a veces no se destacan, como si la calle o los vecinos son ruidosos, si hace mucho frío o demasiado calor, si hay buena conexión con transportes públicos, etc.)

Luego verás una descripción del anfitrión. Aquí, atención, porque algunos de ellos tienen el sello de “verificado”, es decir, aquellos cuya identidad Airbnb chequea a través de documentos y redes sociales, también están los "super anfitriones", que son los que m?ejores calificaciones reciben.

Finalmente, podrás ver un comentario del barrio donde está ubicada la propiedad, contando detalles como si es lindo para salir de noche, si hay restaurantes, tiendas, etc.

Si elegís una propiedad, le mandás un mensaje al anfitrión contándole quién sos, con quién viajás y porqué (si vas de paseo o por trabajo, si va a ser tu primera vez en la ciudad, etc.) y podés hacerle consultas extra sobre el lugar si te queda alguna duda.

A partir de allí, el “host” o anfitrión puede aceptar o rechazar tu solicitud (excepto en las propiedades con "reservación inmediata", donde no puede haber rechazo). Si la rechaza (por la razón que fuere, no necesariamente tiene que darte explicaciones), tendrás que buscar otro alojamiento. Si la acepta, listo: pagás y ya tenés el hospedaje garantizado. Eso sí: se paga por adelantado y con tarjeta, en un solo pago (no hay pagos en cuotas).



Fuente: https://www.clarin.com/viajes/paso-paso-usa-airbnb_0_r1tubm9rQ.html