El Gobierno quiere iniciar las clases en tiempo y forma y sin cláusula gatillo

Lunes, 11 de Febrero de 2019 05:28

CALENDARIO ESCOLAR. El Gobierno provincial quiere que las clases comiencen en la provincia el 6 de marzo. La Gaceta / Foto de Inés Quinteros Orio.



Tucumán es la provincia que registró menos días de paro docente durante 2018: sólo tres jornadas perdidas. En el otro extremo se encuentran Chubut y Neuquén, que acumularon, respectivamente, 78 y 53 jornadas de huelga. La estadística forma parte del informe “¿Cuántos días de paro docente hay en Argentina en el nivel primario?”, elaborado por el observatorio “Argentinos por la Educación”.

Los alumnos de escuelas primarias de Tucumán tuvieron 177 días de clase, apenas por debajo de los 180 exigidos por Ley Nacional 25.864. En igual situación cerraron el año lectivo Catamarca, Corrientes, La Pampa, Mendoza, Salta, San Juan y San Luis.

En el caso de los distritos más golpeados por las huelgas docentes, luego de las mencionadas circunscripciones patagónicas se ubica la provincia de Buenos Aires, donde se concretaron 25 días de paro. El promedio nacional arrojó una media de 13 días de huelga docente.

Un ciclo de seis años

El ciclo de Educación Primaria abarca seis años. El observatorio “Argentinos por la Educación”, en su relevamiento, tomó precisamente el período que va de 2013 a 2018 para indagar cuántos días de clases perdieron los jóvenes que acaban de pasar al secundario.

Durante ese sexenio, Santa Cruz encabezó la lista de provincias con más días de paro docente. Un egresado del primario de esa provincia estuvo expuesto a 261 días de paro docente, lo que equivale a casi un año lectivo y medio.

En segundo lugar aparece, nuevamente, Chubut. Allí, las jornadas de huelga totalizaron 208 días de paro docente durante los últimos seis años, equivalentes a más de un ciclo lectivo de 180 días de clases.

Tierra del Fuego, con 181 días de aulas cerradas, y Neuquén, con 169, también figuran entre las provincias con mayor conflictividad.

En Chaco, siempre entre 2013 y 2018, las escuelas permanecieron sin recibir a los alumnos, en pleno ciclo lectivo, durante 114 días. Fueron 105 jornadas para el caso de la provincia de Buenos Aires.

Las provincias con menos paros docentes durante este periodo fueron San Luis (12 días), San Juan (19 días) y La Pampa (23 días).

El documento de “Argentinos por la Educación” finaliza señalando que desde el regreso de la democracia, los tres años con mayor cantidad de días de paros docente fueron, según el promedio nacional, 1988 (45 días), 1990 (25 días) y 2016 (21 días). En contraste, 1984, 1996 y 2015 tuvieron la menor cantidad de días de paro docentes: dos, tres y cinco, respectivamente.

“Son muchos millones”

El Gobierno tucumano acaba de abrir las paritarias con los gremios docentes. Sobre la mesa de negociaciones, los sindicatos le adjudican tanta importancia al porcentaje de recomposición salarial como al hecho de que el acuerdo que se firme, finalmente, contenga una “cláusula gatillo”. Esto es que la Provincia se comprometa a que si el índice de inflación oficial supera el aumento de los salarios, habrá una compensación automática cuando concluya 2019.

La Provincia pretende que las clases comiencen el 6 de marzo, como estipula el calendario escolar.

“Pedimos la actualización de nuestro salario para que no se deteriore por causa de la inflación. Y también pedimos que el porcentaje de aumento sea eventualmente revisado si la inflación fuera superior a la prevista”, subrayó David Toledo, secretario general de la Agremiación Tucumana de Educadores Provinciales (ATEP), en el arranque de las paritarias.

El dirigente ofreció la “mejor predisposición” para las negociaciones con el Gobierno, pero anticipó que el acuerdo estará sujeto a la posibilidad de revisión. “La cláusula gatillo es absolutamente necesaria debido a la inestabilidad del plan económico del Gobierno nacional”, argumentó.

En contraposición, el ministro de Gobierno y Justicia, Regino Amado, hizo hincapié en que la cláusula gatillo es “un tema en análisis”. “Este año no nos sobra nada. Tenemos que ser responsables para no poner en riesgo las finanzas de la Provincia. La cláusula gatillo puede significar muchos millones de pesos, por eso vamos a tratar de hacer las previsiones necesarias”, manifestó.

Gremialistas y funcionarios volverán a reunirse el miércoles.
 

Fuente: https://www.lagaceta.com.ar/nota/797663/actualidad/tucuman-solo-perdio-tres-dias-clases-2018.html