La cueva más grande del mundo es todavía más grande de lo que pensábamos

Martes, 21 de Mayo de 2019 11:28





Gracias a los descubrimientos realizados durante una reciente expedición en Vietnam, parece que la cueva más grande del mundo, Son Doong, es incluso más grande de lo que se pensaba.

El mes pasado, un trío de buzos británicos, los mismos buzos que ayudaron en el rescate del equipo de fútbol atrapado en Tailandia en 2018, se aventuró en el Parque Nacional de Phong Nha-Ke Bang, en la provincia de Quang Binh, en el centro Vietnam, para explorar los canales de la cueva.

Durante la innovadora expedición de buceo, descubrieron un nuevo túnel submarino que conecta a Son Doong (que significa “Cueva del río de montaña”) con otra cueva enorme llamada Hang Thung.

Son Doong actualmente mide un total de 38,5 millones de metros cúbicos
(alrededor de 1,35 billones de pies cúbicos). Cuando se conecte oficialmente con Thung Cave, agregará un volumen adicional de 1,6 millones de metros cúbicos.

“Sería como si alguien encontrara un bloque en la cima del Monte Everest, que lo hiciera otros 1.000 metros más alto”, dice Howard Limbert, asesor técnico de la compañía de tours de aventura Oxalis con sede en Quang Binh y uno de los expertos en cuevas que ayudaron a organizar la expedición.

“Cualquier cueva en el mundo será capaz de caber cómodamente dentro de Song Dong cuando esté conectada, es simplemente un tamaño escandaloso”, le dijo a CNN.



Buceando en Son Doong

Oxalis, que es la única compañía autorizada para llevar viajeros a la cueva de Son Doong, invitó a los buzos británicos, Jason Mallinson, Rick Stanton y Chris Jewell, a visitar la cueva después de la expedición de rescate de Tailandia.

“Los buzos hicieron un trabajo increíble al rescatar a los niños en Tailandia. Los invitamos a un viaje a Son Doong para agradecerles su gran esfuerzo”, dice Limbert.

“Querían hacer algo interesante durante el viaje, así que se nos ocurrió esta idea de bucear en Son Doong, algo que nunca antes se había hecho”.

Limbert dice que el equipo de Oxalis ya sabía que el agua de Son Doong se unía a la de Thung Cave, a través de pruebas, pero ningún humano había entrado en estos ríos subterráneos.

Durante la misión, los buzos pudieron alcanzar una profundidad de unos 78 metros mientras buceaban en aire (oxígeno y nitrógeno) antes de dar la vuelta.

“Cuando los buzos alcanzaron los 78 metros, sondearon la profundidad usando un cable y un peso de plomo. Por lo tanto, creen que alcanza una profundidad de 120 metros y continúa durante aproximadamente 1 kilómetro”, explica Limbert.

El equipo no esperaba que los túneles fueran tan profundos, porque las otras cuevas en el área son bastante poco profundas.

“Ahora que sabemos lo profundo que es, llevaremos los gases especiales [una mezcla de oxígeno y helio] la próxima vez para permitir inmersiones largas y profundas”, agrega Limbert.

Los buzos planean regresar en abril nuevamente el próximo año. Esta es la mejor época del año para bucear, ya que los niveles de agua son relativamente bajos y la visibilidad es mejor de lo normal, aunque solo es de uno a dos metros.

“Creo que es increíble que algo tan importante como la cueva más grande del mundo aún se esté explorando y entendiendo mejor”, dice Limbert.

“Nadie había puesto un pie dentro de Son Doong hasta el 2009 … y este último descubrimiento muestra que todavía hay muchas cosas por descubrir en este planeta. Es realmente emocionante”.




Un descubrimiento casi casual

Una de las maravillas naturales más preciosas del mundo, Son Doong, fue descubierta inadvertidamente por una residente de Vietnam, Ho Khanh, en 1990.

“Mientras cazaba en la jungla, Khanh cruzó la abertura. Sintió una ráfaga de viento y escuchó una corriente de un río dentro … Pero después de que se fue, no pudo encontrarlo nuevamente, porque está rodeado de follaje “, dice Limbert, quien formó parte del equipo de la Asociación Británica de Investigación de Cuevas (BCRA, por sus siglas en inglés) que entró por primera vez a Son Doong.

“Khanh pasó muchos, muchos años tratando de redescubrir la boca de esta cueva y, finalmente, en 2009, nos llevó allí. Nos dimos cuenta enseguida de que era importante”.

Después de que el BCRA exploró y midió la cueva, la proclamaron como la más grande del mundo en 2010, tan grande que podría encajar en un bloque de la ciudad de Nueva York con rascacielos de 40 pisos en su interior, según las estimaciones de Oxalis.

Dentro de la inmensa caverna de piedra caliza, hay varios microclimas y diversos escenarios que incluyen dos selvas, posibles gracias a las dolinas, aberturas creadas por techos colapsados, donde entra la luz del sol.

“Hasta ahora, solo hemos explorado alrededor del 30% del Parque Nacional Phong Nha-Ke Bang, por lo que hay mucho más por descubrir”, dice Limbert.



Explóralo tú mismo

Abierto a los turistas en 2013, la cueva del río de tres millones de años es fácilmente uno de los lugares más bellos de la Tierra.

“A la gente le encanta porque nunca han hecho algo así antes”, dice Limbert. “Obviamente, tienes estalactitas increíbles y las estalagmitas más grandes del mundo (hasta 80 metros de altura). Son tan espectaculares”.

Para explorar, los viajeros deben reservar una excursión guiada a través de Oxalis.

Desde cruces de ríos a caminatas por la jungla y un ascenso aprovechado por la “Gran Muralla de Vietnam” de 80 metros de altura hasta campamentos nocturnos, la experiencia de cuatro días recorre 25 kilómetros (aproximadamente 15,5 millas) de senderos de la selva y nueve kilómetros dentro de las cuevas.

“Esto definitivamente no es solo un paseo. Hay muchos cruces de ríos, magníficas selvas, montañas y acantilados, además de mucha vida silvestre … como aves y monos que son endémicos de esta área”, dice Limbert. “Mucha gente encuentra el paisaje tan espectacular como la propia cueva”.

Ciertamente es físicamente desafiante, pero Limbert dice que la caminata es accesible para cualquier persona que esté razonablemente en forma y que no le importe ensuciarse. Y te ensuciarás.

Disponible de enero a agosto, los tours de US $ 2.990 están limitados a solo 10 personas a la vez, con un máximo de 1.000 viajeros por año. Acompañando a cada grupo hay un fuerte equipo de apoyo de 27 personas, incluyendo cocineros, asistencia de seguridad, guías entrenados por el BCRA y expertos en espeleología.

“Ahora mismo, más personas han escalado el Monte Everest que las que han ido a Son Doong”, dice Limbert. “E incluso los que han ido al Everest dicen que explorar Son Doong es impresionante, que es el mejor lugar en el que han estado en su vida”.


Fuente: https://cnnespanol.cnn.com/2019/05/20/la-cueva-mas-grande-del-mundo-es-todavia-mas-grande-de-lo-que-pensabamos/