Impresion de prueba

Uno de los reos golpeados en el penal tenía muletas cuando fue atacado

Viernes, 24 de Mayo de 2019 00:10





"La versión de los guardias del penal es un chiste. Supuestamente, (Atanancio) Ledesma atacó a los guardiacárceles y por eso fue reprimido. Pero quiero que me explique cómo puede agredir una persona a otras cuatro si usa muletas para desplazarse”, aseguró Gustavo Morales, defensor de ese reo y de Gustavo Giri, los detenidos que fueron golpeados después de haber ampliado su denuncia en la Justicia Federal en contra del personal de Institutos Penales por tráfico de drogas.

Leé también: Un juez llegó al penal de Villa Urquiza justo cuando el personal le propinaba una paliza a un reo

Después de haber declarado, el juez federal Daniel Bejas pidió el viernes medidas de protección para ambos reclusos. El camarista Pedro Roldán Vázquez esa misma tarde ordenó que Giri (el preso que dependía de él) fuera trasladado a la seccional 1°. Como no se había cumplido su orden, el magistrado se presentó en el penal y así evitó que siguiera sufriendo una golpiza y él mismo controló que se cambiara el alojamiento. Ledesma, en cambio, ante la falta de decisiones, permaneció en la cárcel hasta el miércoles, día en el que fue llevado a la comisaría de Los Aguirre.

La versión oficial fue que ambos reclusos habían terminado lesionados después de haberse enfrentado a guardiacárceles. La pelea, según explicaron, se inició porque en una requisa realizada en sus celdas del pabellón de Máxima Seguridad encontraron facas, palos y piedras.

“La versión es totalmente burda e increíble. Ledesma no sólo se moviliza con muletas desde marzo por los golpes que recibió cuando denunció al personal por primera vez. Es tan grande la mentira que recurrieron a una explicación que desnudó su negligencia porque es inconcebible que en una unidad de Máxima Seguridad se encuentre todo ese material”, señaló el profesional.

Morales destacó que hasta el momento la Justicia no terminó de recibir todos los estudios médicos que les hicieron a los detenidos. “Giri, en principio, tendría hundimiento de cráneo y dos costillas fracturadas. En tanto que Ledesma podría perder su ojo izquierdo. Si se confirman esas lesiones, no estaríamos frente a casos de apremios ilegales, sino de torturas”, comentó.

Versión oficial

Por otra parte, el ministro de Seguridad Claudio Maley hizo declaraciones sobre el caso. “El penal está desarrollando todas sus actividades con la dinámica habitual. Si existe alguna situación que se vincule con alguna irregularidad o la comisión de algún delito, se interviene dentro del marco de la ley y con toda la rigurosidad que la situación lo amerite”, comentó.

“No hemos recibido en los últimos días notificación alguna de la Justicia Federal sobre alguna citación o sobre un caso en particular vinculado con un caso de drogas. Si así fuera y se mencionara a algún miembro del personal penitenciario, actuaremos de la misma manera en que lo venimos haciendo. Estamos, en ese sentido, a disposición de la Justicia”, agregó el funcionario.

El ministro de Seguridad también habló sobre el caso de la agresión de Giri. “Se está realizando una investigación interna porque tenemos que evaluar las conductas y desempeño del personal para neutralizar acciones reactivas que pueden ser de los internos. En todos los casos, hay que labrar las actuaciones para generar respaldo del hombre que intervino conforme a la Ley”, indicó. “En cuanto al interno tienen que documentarse todas sus conductas para generar todos los antecedentes que deben registrarse en su legajo y, en consecuencia, para que luego puedan ser valorados. Es decir, se tienen que hacer las investigaciones a las dos partes”, sentenció.



Fuente: https://www.lagaceta.com.ar/nota/807387/actualidad/uno-reos-golpeados-tenia-muletas-cuando-fue-atacado-villa-urquiza.html