El robo a San Jorge recorre el mundo y su presidente dice que el árbitro “es un delincuente”

Lunes, 24 de Junio de 2019 15:48





Un escándalo que recorrió el mundo. San Jorge perdía 1 a 0 contra Alvarado en Mar del Plata en la final por el ascenso a la B Nacional y tomó una decisión que sorprendió a todos: sentarse y no continuar jugando por los perjudiciales fallos arbitrales de Adrián Franklin. A casi 24 horas del suceso, lejos de que se calmen las cosas, la bronca en cada uno de los integrantes del plantel y de la comitiva del Expreso Verde continúa. Y es mucha.

"La verdad que fue muy grave lo de anoche, una situación de impotencia total. En el entretiempo los jugadores lloraban en el vestuario", afirmó Marcelo Sáez, presidente de San Jorge. Indignado, volvió a disparar fuerte contra el árbitro: “Es un delincuente”.

Sáez, además, consideró que le tendieron una “cama”.
Y cree que los dirigentes mantienen su intención de apartar a la institución tucumana de los torneos federales.

"Si hay sanción, la tomaremos de la forma que viene, sabiendo que nosotros hicimos todo de forma correcta", expresó resignado.

"San Jorge no va a jugar más torneos federales mientras siga esta gente (dirigentes del Consejo Federal) manejando el fútbol. Es una decisión tomada. Mientras estos muchachos sigan manejando es imposible jugar. Hoy tienen un elenco estable de 30 árbitros manejado por ellos", apuntó Sáez, luego del arribo del plantel y de la comitiva a la terminal de ómnibus de esta capital.

"Una vez más mancharon la pelota. No sé hasta dónde va a llegar esta gente que maneja y atropella el fútbol del interior. Estos campeonatos y arbitrajes están direccionados. Es imposible seguir jugando al fútbol. El dolor nos lleva a terminar de esta forma, que no es lo que buscaba San Jorge, terminar un año exitoso con mucho esfuerzo", continuó.

Sobre si analizaba la posibilidad de hacer una presentación en AFA, dijo: "Es inútil. Como llegue el papel a la AFA, de inmediato irá al cesto de la basura. Estaba determinado que la segunda plaza fuera de Alvarado y lo consiguieron".

Pero, ¿qué pasó? En el primer tiempo, el equipo de esta provincia recibió seis amonestaciones y dos expulsiones por parte de Adrián Franklin, varias de ellas, sin motivo. Cuando iban 5 minutos del segundo tiempo y perdía 1 a 0, los jugadores decidieron sentarse en pleno campo de juego y no seguir jugando, en señal de protesta.

“Desde hace días que nos venían anticipando que Alvarado era el caballo del comisario y que no nos ilusionáramos con el ascenso. Algo parecido ya había pasado con el ascenso de Estudiantes de Río Cuarto, donde los mismos jugadores cordobeses se solidarizaron de sus colegas de Sarmiento de Resistencia. Es una vergüenza que haya pasado eso en aquella ocasión y que se repitiera en esta oportunidad. Nos sentimos inmensamente perjudicados”, contó Sáez.

A los jugadores, pese a masticar todavía la bronca, se los notó más calmados cuando llegaron a Tucumán. El defensor César More consideró que la manifestación drástica de Sáez se trató de "decisiones que se dicen en caliente". "Hay que esperar", contó.

El capitán del equipo, Ricardo Tapia, dijo: "No sé qué pasará de acá adelante, ojalá que sirva para mejorar el fútbol del interior. El árbitro nos corría, nos decía que nos iba a echar, se hacía difícil hablarle porque lo que se le decía estaba todo mal".

El escándalo seguramente seguirá dando que hablar. Y, por ahora, el futuro de San Jorge en torneos federales sigue siendo una incógnita.




Fuente: https://www.clarin.com/deportes/futbol/san-jorge-tucuman-aseguran-hicieron-cama-advierten-imposible-seguir-jugando-futbol_0_3ICDXxmcS.html