La mujer de Maxi Oliva, desconsolada tras su muerte: "Íbamos a buscar otro bebé"

Jueves, 11 de Julio de 2019 22:23





El sábado murió Maxi Oliva, el primer ganador de Cuestión de peso. Su partida conmovió a todos los exparticipantes del programa y a los televidentes, que no podían creer la dolorosa noticia. Su mujer, Vanesa, se encargó de comunicar en las redes sociales los horarios del velatorio y del entierro, para que aquellos que le tenían afecto pudieran darle el último adiós.

A casi una semana de su muerte, la esposa del "campeón", como le decían sus compañeros del reality saludable que ganó, expresó su dolor con un mensaje desgarrador. Contó que tenían ganas de casarse por segunda vez y de buscar otro bebé, un hermanito para su hija Valentina.

"Te amaré a pesar de todo, por siempre. Estoy rota en 20 pedazos, pienso, pienso y no puedo creerlo. Hace unas horas dije que iba a recordarte con la mejor parte tuya, con tus locuras, tus risas y lo maravilloso que eras, pero ahora estoy con un nudo en la garganta. ¿Qué hago, mi amor? Estoy sola. ¿Dónde está ese hombre que me decía que cuando saliera de todo esto íbamos a buscar otro bebé. Me decías que íbamos a casarnos de nuevo. Yo, con mi vestido blanco, y vos, con tu traje azul chillón y galera", escribió junto al videoclip de "Te amaré", uno de los grandes éxitos de Miguel Bosé.

Un día antes de morir, Oliva hizo un desesperado pedido en su cuenta de Facebook. "Necesito un tubo de oxígeno. (Estoy) esperando para que me internen, pero no se consigue lugar. Es urgente. Si alguien tiene para hoy mismo, se va a buscar. Gracias", dijo con angustia y temor por su estado de salud.

En 2006, el joven llegó a CDP con 21 años y 215 kilos a cuestas. Gracias al tratamiento bajó 100 y fue el gran ganador. Una década después, le pidió ayuda a todo el equipo del ciclo porque su salud había empeorado dramáticamente. Estuvo mucho tiempo postrado en una cama y no había forma de trasladarlo al hospital.

En febrero de 2017, la producción lo ayudó a empezar un tratamiento y dos meses después se dio lo que él tanto anhelaba: volver a pararse. El sobrepeso que tenía le impedía moverse y poco a poco, con las clases de Sergio Verón, hizo grandes avances. Maxi emocionó a todos los televidentes en una de sus últimas apariciones en la pantalla chica, cuando mostraron la alegría de su pequeña hija al verlo más animado y con 100 kilos menos.

Tras ser cuestionado en las redes sociales, Alberto Cormillot rompió el silencio y se refirió a la partida de su expaciente. "Él tuvo grandes logros. Pero esta es una enfermedad que, al tener alterado el centro regulador del peso, lleva al paciente a no cumplir porque no puede, y no porque no quiere. La solución con Maxi hubiese sido llegar a la cirugía (gástrica), pero las veces que se lo evaluó, su peso estaba muy alto. Y como no era muy consecuente con el tratamiento, ningún cirujano se animó a operarlo", expresó el médico en diálogo con Teleshow.



Fuente: https://tn.com.ar/show/basicas/la-mujer-de-maxi-oliva-desconsolada-tras-su-muerte-ibamos-buscar-otro-bebe_977818