Bruno Gelber vuelve al San Martín

Miércoles, 11 de Septiembre de 2019 15:33

Bruno Gelber



El gran pianista argentino Bruno Gelber ofrecerá un concierto el próximo domingo a las 19 en el Teatro San Martín (avenida Sarmiento 601). La visita del maestro, considerado entre los mejores 100 del siglo XX, ya es un clásico en el Setiembre Musical y muy esperada por el público tucumano.

Con un repertorio romántico el notable pianista interpretará en la primera parte la Sonata Nº 14 en Do sostenido menor, “Claro de Luna”, y la Sonata Nº 21 en Do mayor, “Waldstein”, de Ludwig van Beethoven; en tanto que en la segunda parte el maestro Gelber tocará Carnaval, de Robert Schumann; y Andante Spianato y Gran Polonesa Brillante, de Frèrèric Chopin.

Gelber vivió desde su primera infancia el ambiente musical familiar, siendo su padre violista en la Orquesta del Teatro Colón de Buenos Aires y su madre pianista, quien fue su primera profesora que lo llevó al Maestro Scaramuzza, con quien ella había estudiado.

Su madre lo ayudó a realizarse como pianista y su padre lo estimuló como concertista llevándolo a todas las actividades del Teatro Colón. Comenzó a estudiar piano a los tres años y medio y debutó en público a los cinco años.

Un severo ataque de polio lo mantuvo inmóvil durante un año, y estudiando casi acostado continuó su aprendizaje debajo de su piano de cola.

A los diez años interpretó el Concierto para piano N 3 de Beethoven, bajo la dirección de su maestro Scaramuzza. A los catorce años tocó por primera vez en el Teatro Colón de Buenos Aires el Concierto para Piano y Orquesta de Grieg, dirigido por el Maestro Washington Castro y a los quince años el Concierto de Schumann bajo la dirección de Lorin Maazel, a lo que siguió un sinfín de presentaciones en el país y en Chile.

A los diecinueve años ganó una beca del gobierno francés y continuó sus estudios en París con la célebre pianista Marguerite Long, quien lo obligó a presentarse al Concurso que llevaba su nombre, en el cual recibió el Tercer Premio que lo hizo famoso de un día a otro en París y el resto de Francia.


En 1961, luego del Concurso debutó en París y Munich donde el crítico Joachim Kaiser tituló su crítica “casi un milagro”. Residió en la capital francesa hasta finales de los años ochenta, cuando se trasladó a Mónaco.

Bruno Gelber ha ofrecido más de cinco mil conciertos en los más importantes auditorios musicales de cincuenta y seis países. Fue dirigido por Ernest Ansermet, Charles Dutoit, Sergiu Celibidache, Rudolf Kempe, George Szell y otros destacados directores internacionales.

El pianista Arthur Rubinstein y la prensa especializada expresaron que Bruno Gelber era «uno de los pianistas más grandes de su generación». Rubistein lo seleccionó para participar en la película “L’amour de la vie – Artur Rubinstein” del director François Reichenbach .

Su discografía ha sido galardonada con premios como el Discophiles francés, el Grand Prix du Disque de l’Academie Charles-Cros y el premio de la Academia de París y también ha recibido las más altas calificaciones en las críticas de las revistas Diapason, Gramophone y Le Monde de la Musique.

Fue condecorado como “Comandante de Artes y Letras de Mónaco “, siendo anteriormente recibido por la Princesa Grace de Mónaco en el Castillo de Mónaco. También es “Oficial del Mérito Cultural de Francia”.


Fue nombrado Ciudadano Ilustre de la Ciudad de Buenos Aires, Premios Konex 1989 y 1999 al Mejor Pianista de la Década, Premios de la Asociación de Críticos Musicales, mencionado como Leyenda Viviente por la Revista Clásica de París, Premio Clarín 2005 a la Mejor Figura de la Música Clásica, Premio del Rotary Club Internacional, Premio Santa Clara de Asís, Premio del Mozarteum.