Hallan restos de un ex gendarme desaparecido que vivía en Lamadrid

Lunes, 07 de Octubre de 2019 04:33





Luego de excavar durante más de ocho horas en un campo de Santiago del Estero, efectivos de la Brigada de Investigaciones Sur de la Policía de Tucumán hallaron  restos humanos que se sospecha serían de un ex gendarme que se encuentra desaparecido desde el 15 de octubre de 2018 y vivía en la localidad de Lamadrid.

Entre el viernes y sábados pasados, los restos fueron hallados enterrados en el paraje denominado El Porteño, zona de Pozo Cavado, a unos 15 kilómetros hacia el este de la ruta nacional N°157, entre las localidades de Guampacha y San Pedro de Guasayan, en la provincia de Santiago del Estero.

Los pesquisas de la Brigada de Investigaciones Sur, a cargo del comisario Ariel Ceferino López, llegaron hasta ese lugar luego de que un testigo de identidad reservada indicara que allí fue ejecutado y enterrado el ex gendarme desaparecido. Y mencionó a un hombre apodado “Pirulo” como autor material del hecho.

A partir de ese dato, el Ministerio Público Fiscal ordenó que una comisión policial de esa Unidad, que investiga la desaparición del ex gendarme desde hace un año, se traslade hasta ese lugar. La medida fue supervisada por la doctora Emilia López Delgado y el prosecretario Jorge Benitez, de la Unidad Fiscal de Delitos Complejos  del Centro Judicial Concepción.
Los restos humanos se encuentran ahora en la Morgue Judicial Capital , donde realizarán la correspondiente autopsia y otros exámenes de identificación a fin de determinar si se trata o no de la víctima buscada.

Los sospechosos

En busca de esclarecer la desaparición del gendarme retirado, el 3 de octubre pasado, los pesquisas habían realizado allanamientos ordenados por la Justicia en la localidad de Lamadrid. En una de las viviendas lograron la detención de un hombre de 36 años, alias “Mishi”, uno de los sospechosos, y el secuestro de un arma de fuego, seis celulares, dos motocicletas, llantas y tanques de nafta.  En tanto, el presunto autor material de la muerte del ex gendarme, apodado “Pirulo”,  ya se encuentra detenido en el penal de Villa Urquiza por una causa de robo agravado ocurrido en Río Seco. 

En otro domicilio, donde vive el hermano  del principal acusado, incautaron una pistola calibre 25 mm (contenía cuatro municiones sin percutar), una pistolera, teléfono celular y una motocicleta color roja y negro. El joven, de 22 años, quedó aprehendido por tenencia ilegal de arma de fuego.

El viernes 4 de octubre, la comitiva policial y judicial partió hacia Santiago del Estero. En un primer momento, llegó hasta el Paraje de Pozo Cavado, ubicado en el departamento San Pedro de Guasayan, donde el testigo indicó que al lado de la Escuela N° 1055 habían enterrado a la víctima. Por más de tres horas  excavaron hasta llegar a una profundidad mayor a un metro y más de cinco metros de largo sin encontrar nada. Pero, continuaron  buscando el lugar preciso, ya que se trata de una zona que cuenta con muchas fincas y entradas similares. A una distancia de un kilómetro, el testigo indicó otro punto, en una zona conocida como Pozo Porteño, en las inmediaciones de Guampacha.

Allí, los efectivos policiales, absorbidos por un olor nauseabundo, comenzaron a excavar nuevamente.  Ya, en los primeros cincuenta centímetros, sacaron los primeros restos óseos que comenzaron a resguardarse en un sobre de papel. En un momento, al llegar a más profundidad, hallaron un rosario de color rojo que, según la versión del testigo, era lo único que tenía puesto la víctima cuando fue asesinada.  Con este grado de certeza, se continuó la excavación hasta encontrar las distintas partes de un cuerpo humano.

Al caer la tarde, se suspendió la medida y se dejó en consigna policial al personal de la Dirección de Investigaciones Concepción  y de la comisaría local, para resguardar el lugar y proteger los restos óseos que faltaban retirar. Las  tareas continuaron con la luz del día del sábado, cuando se hicieron presentes el fiscal Edgardo Sánchez, a cargo de la investigación; el Comisario Principal Ramón Martínez, director de Criminalística Sur; la doctora Sonia Boggio, Médico de Policía de la Unidad Sanitaria Sur y; personal de Bomberos de la Unidad Regional Sur (URS).

Al finalizar las excavaciones, alrededor de las 13, se halló otra posible evidencia: un cordón de calzado de color blanco.

En tanto, los investigadores de la Brigada de Investigaciones Sur esperan los resultados de la autopsia y la confirmación de la identidad de los restos óseos hallados para continuar con la investigación de la desaparición del ex gendarme de 57 años, quien aparentemente fue llevado hasta ese lugar mediante engaños con intenciones de quitarle su auto, arma y dinero. (Secretaría de Comunicación Pública de Tucumán)