La muerte por tuberculosis de una nena de 13 años encendió la alarma en Salta

Sábado, 19 de Octubre de 2019 07:27

ALARMA. En Aguas Blancas los vecinos se reunieron con el diputado provincial Sebastián Domínguez, de la Comisión de Salud.



Entristeció y alarmó a la comunidad fronteriza de Aguas Blancas, en Salta, la noticia de la muerte de una adolescente a causa de la tuberculosis (TBC).

Entristeció porque no hay más alternativa que apenarse frente a una vida joven que se apaga.

Alarmó porque la tuberculosis es una enfermedad contagiosa, pero sobre todo, alarmó por la ignorancia que reina entre las autoridades, los docentes y la comunidad para proceder frente a estas enfermedades que están muy pero muy lejos de ser erradicadas.

A pesar de esta verdad estadística, se escuchó decir el viernes a funcionarios de alto rango que la TBC ya no existía en Salta, evidenciando un absoluto desconocimiento de la realidad sanitaria provincial, de Argentina y de Latinoamérica... por no decir del mundo también.

A saber, según estadísticas del Programa Provincial de Tuberculosis, dependiente del Ministerio de Salud, se diagnostican 800 casos de TBC por año en niños y adultos, y la mortalidad es de 40 pacientes por año.

La mayoría de los casos que se detectan están asociados a una coinfección con HIV, por lo que todo paciente con HIV siempre debe ser sospechado de TBC y viceversa.

Incluso se sabe que la mayor prevalencia de casos de TBC se da en las áreas fronterizas del norte provincial y en la ciudad capital.

Ante la irreparable muerte de Alejandra Rueda, de 13 años, quién cursaba el primer año en el Colegio Secundario 5059 de la localidad de Aguas Blancas, las autoridades educativas elevaron un petitorio a los ministerios de Educación y de Salud, a fin de que les autoricen cerrar la escuela para desinfección.

Consultado el médico Juan Pablo Castillo, jefe del Programa Provincial de TBC, aclaró que "la escuela no debe cerrar, sino tomar medidas preventivas como para cualquier otra patología respiratoria que consiste en ventilar los ambientes y que entre el sol, ya que ambos factores matan el bacilo de koch, que es el que provoca la tuberculosis".

La TBC sigue siendo la enfermedad infecciosa más letal del mundo. Cada día mueren casi 4.500 personas a causa de la TBC y aproximadamente 30.000 personas contraen esta enfermedad prevenible y curable.

Se calcula que los esfuerzos mundiales por luchar contra la TBC han salvado 54 millones de vidas desde 2.000 y han reducido la tasa de mortalidad por TBC en un 42%.


Fuente: https://www.eltribuno.com/salta/nota/2019-10-19-0-0-0-una-muerte-por-tuberculosis-alarmo-a-vecinos-de-aguas-blancas