La denuncia a Bussi por abuso sexual también habla de cuentas fantasma, un emisario del Banco Macro y cajas de la Legislatura con uniformes policiales y dinero en la sede de Fuerza Republicana

Jueves, 02 de Julio de 2020 19:56

Bussi con sus pares de Fuerza Republicana en sesión legislativa



Poco a poco surgen más detalles de la explosiva denuncia de una militante de Fuerza Republicana contra el legislador Ricardo Bussi.

La joven mujer asegura que Bussi abusó sexualmente de ella en su despacho de la Legislatura.

Además, vincula al jefe de FR con supuestas operaciones de lavado de dinero, en la que estarían involucrados policías y ex policías.

Algunos de los pasajes de sus extensas denuncias señalan:

Alguien depositaba plata en cuentas fantasma que me abrieron.

Había cientos de miles de pesos, y en el Banco Galicia me dijeron que me iban a cerrar la cuenta por fraude.

Me atendió un chico llamado Matías en el banco.

Luego volví a hablar con una mujer de apellido Dominelli en Fuerza Republicana.

También hablé con Berenice Orrego, ella me dice que ya habían hablado con el legislador por mi tema.


En marzo vuelve a pasar lo mismo.

Le mando mensajes al legislador por Messenger, él me contestó y me pasó su número de celular.

En abril volvió a pasar lo mismo en el Banco, el legislador ya no me contestaba.

Yo en todo ese tiempo seguí militando en Fuerza Republicana.

A la sede llegaban cajas desde la Legislatura con productos que se entregaban a los policías, botas, chalecos antibalas y también plata.

Venía un chico del Banco Macro y dejaba unas tirillas que decían “orden de extracción” para que vayan y saquen plata del Banco Macro.

Yo incluso un día le presté mi computadora personal al chico del banco para que trabaje desde ahí.

Este hombre del Banco Macro iba todos los miércoles a la sede de Fuerza Republicana a hacer lo mismo, iba como a las 16.30.

El legislador en esa época hacía videollamadas con las mujeres de la sede, porque estaba con el tema del coronavirus.

Yo un día escuché una charla que el legislador Bussi tenía con Inés Dominelli y con Berenice y otra señora, donde les decía que los busquen a los Orellana para que le hagan una carta amenazante al jefe de Policía Bernachi, que lo obliguen a renunciar.

En la Legislatura me atendió la hija del legislador, una chica rubia, la reconocí por las fotos del Face.

También estaba su secretaria, una gordita. Me hacen sentar, me llevan luego a un despacho donde estaban dos abogados, de unos cuarenta y algo, tez blanca, delgados, uno era rubio, el otro tenía pelo medio largo y lentes.

Yo les hice ver los comprobantes de los bancos, lo que había quedado en mi computadora, que era como una boleta que decía Banco Macro y que tenía un montón de nombres de personas que eran policías.

Decía “comprobante de cuenta of shore”, decía también el nombre del ministro de Seguridad, Claudio Maley.

También decía el nombre de Héctor Alfredo Bollea.

Yo les decía que no sabía qué era todo eso, yo solo quería que me solucionen el tema de la cuenta que me abrieron sin que yo supiera, que me solucionen el tema con el banco…