Escándalo en Salta: la Policía detuvo con mentiras al hijo de la dueña de un canal de TV (video)

Viernes, 03 de Julio de 2020 07:59

FUEGO. El momento en que los policías salteños disparan a aire para intimidar al joven quedó grabado por las cámaras de seguridad.



Una grave denuncia sobre excesos policiales se conoció en las últimas horas en Salta. El hecho ocurrió en Apolinario Saravia, en el departamento Anta, y quedó registrado por las cámaras de vigilancia. La víctima fue un joven del lugar.

El joven denunció que fue detenido ilegalmente por una comitiva policial al mando del comisario de esa localidad, Walter Exequiel Mamaní.

En su denuncia relata que se desplazaba en una camioneta blanca cuando apareció un vehículo policial que frenó repentinamente. Entonces
se bajaron los efectivos y efectuaron disparos con armas de fuego.

Atemorizado, el joven continuó hacia su domicilio, donde a los minutos apareció el mismo móvil que se había cruzado un momento antes y lo llevaron detenido sin darle explicaciones sobre los motivos.


El joven relató en su denuncia penal que, ya en la comisaría, sufrió intimidaciones. Describió que mientras estuvo en la celda le decían frases amenazantes.

La madre de la víctima, indignada por la detención, hizo pública su queja con el patrocinio del abogado Gustavo Latorre.

La mujer aseguró, a través de un escrito, que lo ocurrido se debe encuadrar como una persecución a su hijo, de 22 años.

La madre asegura que el muchacho conducía ha
cia su casa y que luego de eso lo detuvieron y lo llevaron a una comisaría, donde lo sometieron a malos tratos.

El domingo a la madrugada la Policía llegó al domicilio de Iris Waidelich, propietaria de Televisora Anta Visión, para detener a su hijo.

"Me violentaron la puerta de mi casa, salí y encuentré el móvil de la Policía, con el comisario y tres agentes más, diciéndome que detenían a mi hijo porque les tiró el vehículo encima y que los quiso atropellar, que uno se tuvo que tirar al piso para evitar el impacto", detalló la mujer.

Las imágenes que se pudieron rescatar hasta ahora no reflejan el ataque del joven hacia los policías. El video muestra, en cambio, cómo dispararon los uniformados sin que hubiera una situación que ameritara abrir fuego.



"Mi hijo salió de la casa y, sin darme tiempo a preguntarle qué había pasado, fue detenido. Lo subieron del brazo y lo llevaron", relató la mujer.


La madre dijo que vivió una madrugada eterna hasta poder comunicarse con la fiscalía, desde donde le confirmaron lo sucedido y le dijeron que el joven seria liberado al mediodía.

Al joven lo detuvieron "por atentado con arma impropia -la camioneta- y resistencia a la autoridad", según la versión de los policías.

"Yo esperaba la versión de él. Me lo describieron como si fuera un delincuente, pero no fue así", planteó la mujer.

La madre dijo que, en la celda, le tiraron agua fría y le golpeaban las rejas para no dejarlo dormir
. Aseguró que sufrió "toda clase de vejaciones", que remiten a las épocas más oscuras de la historia argentina.

La denuncia se hizo pública en un contexto marcado por las críticas al decreto provincial 255/50, que faculta a la Policía a actuar como juez de los acusados de incumplir las normas dispuestas por el Gobierno para evitar la propagación de la pandemia del coronavirus. También establece multas y detención para los que no respeten el aislamiento.

De acuerdo a la descripción que se realizó en la denuncia penal, al joven lo llevaron detenido, lo alojaron en una celda, le tiraron agua y le mojaron el colchón con agua fría, lo que se conoce como un método de tortura.

Cuando preguntó por las razones de su detención recibió como respuesta: “Callate pendejo, no te aguanto más, ahora vas a aprender lo que es dormir en cana”.

La víctima aseguró que, al entrar en la comisaría, lo golpearon en la cabeza y en las nalgas. Luego le dijeron, entre otras, cosas: “Te presento tu casa, de aquí no salís más”.

De esa manera, aún sin recuperarse del impacto psicológico de lo ocurrido, reconstruyó el joven de 22 años la historia que comenzó en la madrugada en un pueblo de Anta.

Parte del episodio se reflejó en las cámaras de seguridad de la Municipalidad, que muestran al joven pasando en su camioneta al lado del móvil policial.

No se ve en el video ninguna agresión ni actitud desafiante por parte del denunciante para con el grupo de policías. /El Tribuno Salta