Productor radial tenía una condena por abusar de su sobrina: ahora irá a juicio por abuso sexual de sus dos hijos

Viernes, 03 de Julio de 2020 20:08

Mariano Andrés Del Corso.



Mariano Andrés Del Corso es productor de radio, tiene 46 años y sobre él recaen las acusaciones más aberrantes. Después de ser condenado a 4 años de prisión en 2017 por haber abusado sexualmente durante 13 años de su sobrina, en octubre del año pasado fue procesado por abuso sexual agravado en relación a sus dos hijos, un nene y una nena, ambos menores de edad.

Fue el Tribunal Oral en lo Criminal y Correccional número 12 de la Capital Federal quien lo sentenció a 4 años de prisión, pero su cumplimiento aún no se hizo efectivo porque transita instancias de apelación.

En aquella oportunidad, se lo encontró responsable del abuso sexual -en reiteradas oportunidades y durante 13 años- de su sobrina, quien vivía junto a su padre -hermano del acusado- y su abuela paterna en Parque Chas.

Los hechos ocurrieron entre los 4 y los 17 años de la víctima. Dos años después, la jueza nacional en lo Criminal y Correccional número 29, Carina Nancy Rodríguez, lo consideró “prima facie” autor material penalmente responsable del delito de "abuso sexual agravado" de sus dos hijos "por haber sido cometido por un ascendente, reiterado en dos ocasiones que concurren en forma real entre sí".

A Del Corso se lo acusa de haber abusado sexualmente de su hija, quien al momento del episodio denunciado contaba con 3 o 4 años de edad, entre los años 2017 y 2018, y de su hijo, entre los años 2016 y 2017, cuando éste concurría al jardín de infantes.

"El encausado tocaba al menor con su mano en el pene y en el ano", señala el informe al que tuvo acceso BigBang.

Con respecto a su hija, el imputado habría tocado a la menor "en su vagina, con su mano, por encima de su ropa interior, encontrándose la misma vestida".

Según la querella, ambos abusos tuvieron lugar en la habitación de la casa de Del Corso, ubicada en la calle Mendoza, Ciudad de Buenos Aires.

Por otra parte, el productor radial y poeta está acusado de "haberle exhibido material pornográfico a su hija" en su casa, durante el año 2017. "En tales circunstancias, el imputado habría utilizado su computadora para exhibirle, en reiteradas oportunidades, películas pornográficas, llegando en una ocasión a exhibirle su pene", relata la denuncia en su contra.

Y agrega: "Precisamente, la madre de la niña habría tomado conocimiento en el mes de junio de 2019, aproximadamente, a través de los dichos de la menor, que el declarante le mostraba ´películas feas, chanchas, con partes´, lo que luego fue informado por la propia víctima al momento de ser entrevistado por personal del Cuerpo Médico Forense. Puntualmente, manifestó: ´Me mostraba en la computadora cosas feas´".

Entre las pruebas contra Del Corso se encuentra la declaración de María Guadalupe Ianuzzi, ex pareja y la madre de los chicos, y el testimonio de ambos menores. "Se concluyó que el relato de ambos menores posee adecuación contextual y no presenta indicadores de fabulación o manipulación de terceros", señala el informe en el que se pide la elevación a juicio del caso.

Y agrega: "Los profesionales intervinientes por parte de la querella concluyeron que el relato del hijo de Del Corso era creíble y con indicadores específicos de abuso, en tanto que el de su hermana presentaba perturbaciones sexuales. En estas condiciones considero que no corresponde dictar el sobreseimiento del encausado, ya que existen sobrados elementos como para que el nombrado sea llevado a juicio".

Por esta razón, el Juzgado Nacional en lo Criminal y Correccional Nro. 29 decidió "no hacer lugar" al sobreseimiento del productor, declarar "clausurada la instrucción" y disponer la elevación a juicio por los delitos de "exhibición de material pornográfico y exhibiciones obscenas agravadas, las que concurren en forma real entre sí y en forma real con los delitos de abuso sexual agravado" en dos oportunidades.

Desde un principio, Del Corso negó los hechos que se le atribuyen y aseguró que la denuncia estaba vinculada a la pésima relación que mantiene con la madre de los nenes. "Dijo que la radicación de la denuncia tenía por objeto separarlo de sus hijos, aclarando que la propia denunciante relató que su objetivo era la ´…no vinculación con sus hijos´", reza el escrito.

Y agrega: "También, refiriéndose a la entrevista realizada bajo la modalidad de Cámara Gesell efectuada a los menores, expuso que notaba un ´aleccionamiento´ recibido por sus hijos de parte de su madre. Ello fundándose en la espontaneidad con la que ambos se refieren en forma negativa hacía él y al lenguaje utilizado por su hijo".

Para el productor, sus hijos "fueron manipulados" para declarar en su contra. Sin embargo, para la Justicia esos argumentos no tienen respaldo por lo que ahora irá a juicio oral./BigBang