“No hubo fiesta negra ni tengo Covid”: discriminación a la goleadora trans de Lastenia

Jueves, 30 de Julio de 2020 23:17

Estefanía Castillo es la primera futbolista trans federada de Tucumán y vive en la localidad donde se produjo el brote de coronavirus. Se viralizó un audio que la involucra en la transmisión del virus



"Hola Estefi ¿es verdad que te salió el Covid positivo?" El lunes, cuandEstefanía Castillo recibió el mensaje de WhatsApp de parte de una compañera de su equipo de fútbol, ya se habían reportado 27 casos de Covid-19 positivo en Lastenia y 260 familias de la localidad se encontraban bloqueadas en esa localidad para evitar la expansión del brote.

El viernes anterior, cuando se conocieron los primeros nueve casos en la ciudad donde vive, junto con el virus tan temido se había expandido también una serie de audios que hablaban de una fiesta en El Bracho de la que habían participado travestis con coronavirus. Entre ellas, apuntaban contra una chica transgénero oriunda de Lastenia. WhatsApp fue el epicentro de la viralización del pánico y de algo todavía peor: el odio, la discriminación y el estigma social. Esa noche del lunes, Estefanía no pudo dormir de los nervios. Motivos no le faltaban: su madre, Juana Aurelina Juarez, se somete a diálisis tres veces por semana y convive, además, con su hermano discapacitado de 32 años. No le tenía tanto miedo al virus, sino a la violencia de las personas y al impacto que esas noticias podían llegar a tener en sus seres queridos. ¿Qué fue lo que había pasado?


“Yo estaba en El Cevilar y cuando volvía a Lastenia, comenzaron a circular audios que decían que chicas trans de Lastenia y El Cevilar habían estado haciendo fiestas negras y que teníamos el Covid. Mis amigas me empezaron a preguntar si yo había dado positivo, pero la verdad es que no hubo ninguna fiesta negra ni tengo Covid. Me asusté y no dormí en toda esa noche. Al otro día me levanté y me fui a hacer los estudios porque no quería seguir quedando mal como persona”, cuenta Estefanía la angustiosa situación que le tocó vivir esta semana. Ese drama no era producto del coronavirus, como lo constató en pocos minutos gracias a un testeo rápido que se realizó en un puesto sanitario de Lastenia, sino generado por los audios virales que portaban la noticia falsa que entonces pasaba de teléfono en teléfono y que la colocaba en el centro de las sospechas.

¿Qué decían esos audios? Un medio tuvo acceso a dos de ellos. En el primero, se escucha a una voz femenina que fue la responsable de inocular el miedo por el virus y también el odio y la discriminación hacia las mujeres transgénero: “Hola chicos ¿cómo están? Me acabo de enterar, hay un audio de la radio y un audio del 911, de la policía, que ha habido una fiesta el sábado ahí en El Bracho, hay unos chicos que son travestis, uno de El Cevilar, otro de San Andrés y otro de Lastenia que han dado positivo del Covid así que tengan cuidado y estén atentos porque si esta familia de El Bracho da positivo del Covid van a tener que cerrar El Bracho, van a entrar en fase uno como ha entrado Lastenia y esas personas se pueden haberse movilizado, haber salido a comprar en los negocios y, al ser así, el virus ya es comunitario, ya está en el aire, en los materiales, ya no es que se pasa de persona a persona así que tengan cuidado y cuiden a sus hijos”.

diario el tucumano · Denuncia de COVID-19 falsa en El Bracho (1 de 2)


En el segundo de los audios, una voz masculina repite el tono estigmatizador y ubica dónde se habría producido la supuesta fiesta: “La verdad que han hecho esa joda a la par, en la casa de la Patricia y ahí uno de los travas tenía amigos con otro travesti de Lastenia. El hecho es que uno de los travas lo ha invitado al que le ha dado positivo y en la casa esa de la Patricia estaban haciendo una joda, digamos, clandestina. No sé si no había policías, la verdad que no sé bien, pero el tema es que mi hermana la Popi ha hecho la denuncia en la comisaria y creo que tiene la copia de la denuncia. Ahora están investigando con quien ha hecho contacto el travesti el día anterior”

diario el tucumano · Denuncia de COVID-19 falsa en El Bracho (2 de 2)


Ahora, después de todo lo que padeció, Estefanía revela su verdad. Según cuenta, viajó el miércoles de la semana pasada hasta El Cevilar a visitar a Rubí Juárez, una amiga trans, y se quedó ahí para ayudarla a preparar la comida y la ornamentación para el cumpleaños de Sol, la sobrina de tres años de Rubí. El sábado almorzaron ahí y a la tarde tomaron chocolate y jugaron a la lotería. La fiesta de la que hablaban los audios no era más que un cumpleaños infantil y ella nunca había ido hasta El Bracho. Tampoco era Covid positivo. Sin embargo, cuando volvió a su casa en Lastenia, no sólo había explotado el brote de coronavirus, sino también la viralización y la ola de rumores. “Ese audio corrió por entero. La verdad que nunca me pasó algo así, yo no soy una chica que es de meterse en problemas, estoy muy admirada con todo esto. De pronto, salís y todos te miran porque ya te vieron en todas las redes sociales. No quiero ni acordarme, te juro, las personas que hicieron eso tienen que aprender que no se pueden hacer esas cosas y arruinar a una familia. Yo siempre salgo a la calle con la frente en alto. Si vos no ocultás nada, tenés que salir y dar la cara. Y yo no tenía nada que ocultar”, comenta la mujer trans de 28 años.

Ante esta situación, Estefanía realizó la denuncia correspondiente en la comisaría de Lastenia y piensa hacer, además, una presentación ante el INADI por discriminación: “Nosotras queremos hacer la demanda para que los citen y lleven la prueba de que nosotras teníamos Covid positivo. Quiero que esas personas nunca más jueguen con la salud de nadie. A raíz de esto, la gente capaz que nos pegaba a mi amiga y a mí o nos pasaba algo. Hay mucha gente que ya está preocupada por todo lo que está pasando y esto hace que se preocupen todavía más. En todos lados dejan mal paradas a las personas y preocupan a las familias. Mi mamá se puso muy nerviosa y no quiero que por esto mi mamá se muera”.

Quienes hacen circular noticias falsas de este tipo incurren el delito de intimidación pública estipulado en el artículo 211 del Código Penal. Ese artículo establece que quien infunda temor público, divulgue información errónea, impulse desórdenes o incite a la violencia colectiva contra personas o instituciones, puede ser penado con dos a diez años de prisión. Días atrás, en la provincia se viralizaron dos noticias falsas en menos de un día y desde el Gobierno de Tucumán debieron salir a desmentir un comunicado falso que circulaba en las redes sociales con la intención de generar pánico a partir del brote de coronavirus que se registró el viernes en Lastenia. “Durante este último fin de semana, iniciamos actuaciones por intimidación pública a raíz de estas noticias falsas sobre la pandemia de Covid-19 en la provincia que alteran el orden público”, informó en este sentido el jefe de la División de Delitos Telemáticos, Héctor Marín. /eltucumano