Crearon una “Moneda Verde” para que un simple vuelto se convierta en una huerta casera

Domingo, 09 de Agosto de 2020 07:42

MONEDA VERDE. Rosana Carabajal y Soledad Sales muestran su propuesta ecológica.



Dos mujeres salteñas son las protagonistas de esta inspiradora historia. Juntas son potencias, no se puede hacer notas por separadas y se puede llegar a decir que el oficio de reciclar y reutilizar fue lo que las unió en una nueva aventura.

Ellas comenzaron a desarrollar una idea que golpea de frente a todo un viejo paradigma: la semilla como principio de la economía.

Su emprendimiento consiste en brindarles a los comercios de la ciudad de Salta una caja con sobres que contienen semillas de plantas que crecen en el Valle de Lerma para que las entreguen como vuelto.

Basta ya de caramelos, saquitos de té, caldos, vales sellados o firmados, papeles que reemplazan a las monedas de 5 pesos o más. Los quioscos de la ciudad tienen que comenzar a entregar semillas para que los vecinos comiencen a darle una vuelta de rosca a su forma de ver el mundo; es hora de comenzar a tener una huerta en casa.

Es otra mirada de ver el mundo. El proyecto tiene el nombre de “Moneda Verde” y es para comenzar a desarrollar la conciencia social sobre el manejo de la basura, la alimentación saludable y el cuidado del ambiente.

Las semillas son poderosas. Están envueltas en papel 100 por ciento reciclable. Sobres pequeños que se colocan directamente en la tierra y se riegan.

“La idea es promover la huerta en casa. En los sobres están indicados los cortes y las profundidades de hasta dónde tienen que ser enterradas las semillas. Todo es biodegradable y de una huerta orgánica ubicada en Cerrillos. Son todas plantas que se dan en abundancia en el Valle”, dijo Rosana Ely Carabajal, quien es la que pone la pata de huerta.

La otra pata es la de reciclaje. “Utilizamos el diario que todos tiran y que tapan las alcantarillas. Con las semillas y las huertas promovemos la separación de la basura diferenciando todo lo orgánico para reutilizarlo como compost. Además, buscamos que la tendencia vaya a la alimentación saludable”, dijo Soledad Sales.

Cada caja que tienen para entregar a los comerciantes tiene 100 sobres con un costo total de 500 pesos. Es decir que es ideal para entregar vueltos de entre 5 y 10 pesos.

“Si bien ya venimos con este desafío por más de un año, en este mes de la Pachamama queremos darle la difusión total. Los sobres tienen la forma de un contenedor de almácigo, con forma de útero; todo es muy simbólico”, dijo Sol.

Hay semillas de acelga, cebolla, zanahorias, rabanitos, lechugas, zapallo tronquero, albahaca, perejil, rúcula y de otras tantas plantas aromáticas.

“En nuestra página en internet, además, se brinda toda la información para desarrollar orgánicamente la huerta. Hay todo un acompañamiento, no es solo entregar las semillas y nos olvidamos”, dijo Rosana.

Como si fuera poco, el proyecto de Sol y Rosana fue elegido por la fundación Mayma dentro de 35 proyectos nacionales y ya comenzaron a tener vinculación con grandes empresas, incluso con los organismos internacionales.

“Nosotras recibimos mucha capacitación de Mayma y acá queremos mencionar a nuestro mentor que es Nicolás Gada, quien fue el que nos iluminó el camino”, dijo riendo Sol Sales.

Por último, ellas quieren advertir que no es una idea que se hizo para ganar plata. Todo el dinero que se va recaudando está destinado a apadrinar a comedores y merenderos comunitarios con el fin, además, de desarrollar en cada uno de ellos más huertas orgánicas. /El Tribuno