Descontrol en Jujuy: el comisario de Ledesma dice que ya murieron 14 personas en sus casas sin atención

Martes, 11 de Agosto de 2020 17:22

Gobernador Gerardo Morales



La situación sanitaria en Jujuy se está volviendo dramática. Luego de que el gobernador Gerardo Morales admitió el colapso de parte del sistema de salud público, en la provincia aparecen denuncias de personas que fallecen sin atención médica, publicó este martes La Política Online.

Con más de 3800 casos, pero una curva de crecimiento de contagios mucho más pronunciada que el resto de las provincias, Jujuy es hoy por hoy el foco más crítico del país. El último dato oficial indica que están ocupadas el 93 por ciento de las camas críticas, una cantidad que el gobierno de Morales dice que no se puede ampliar por falta de profesionales.

La situación más compleja se da en el departamento de Ledesma, específicamente en su capital Libertador General San Martín. Además de la cantidad de casos, el problema radica en las deficiencias del sistema de salud, que la provincia concentra mayormente en San Salvador de Jujuy. En esa ciudad fue donde primero se sintió el colapso del sistema sanitario.

En los últimos días en Ledesma se conoció un dato que refleja lo preocupante de la situación. "Con respecto a los fallecidos, el fin de semana tuvimos una cantidad importante en sus hogares. Fueron 14 personas desde el día 1 de agosto", dijo a medios locales el comisario de Libertador General San Martín, Pablo Calizaya. El jefe policial indicó que en la mayoría de los casos se determina muerte por un paro cardiorespiratorio.

Está claro que no se conoce si todos los fallecidos eran positivos de coronavirus, aunque sí no hay dudas que las muertes en domicilios particulares están al menos vinculadas indirectamente a la pandemia. Oficialmente, en Jujuy hay 97 víctimas fatales confirmadas por Covid-19.

Este tipo de casos están relacionados también a algunas denuncias de personas que estuvieron largas horas con familiares fallecidos en sus domicilios. Desde el gobierno jujeño aseguran que en estos casos las presuntas demoras tienen que ver con el protocolo de actuación de la policía y de las casas funerarias ante la posibilidad de casos de coronavirus.

También en la administración de Morales niegan que esta sea una situación extendida y dicen que se trata de casos muy puntuales. Lo mismo aseguran acerca de las denuncias por la falta de respuesta del SAME, aunque en este caso se admite que el servicio se vio sobrepasado en algunos momentos.

Sin embargo, la denuncia más grave la hizo el intendente de La Quiaca, Blas Gallardo, que aseguró que "en algunas zonas de Jujuy hay gente que murió sin atención médica". "Ha muerto mucha gente desatendida. Se están viendo casos alarmantes, también en los cementerios se ha visto una triste realidad", le dijo a AM 530.

En el gobierno jujeño reconocen que la situación está al límite, como admitió Morales, aunque niegan que haya desatención y desconocen a que se refirió el intendente.

En las últimas horas se sumó una polémica insólita luego de que Morales recomendó a los jujeños que ante los primeros síntomas se automediquen con un "kit" anticoronavirus que promueve su gobierno. "Que se metan los antibióticos de entrada nomás", pidió. Organizaciones de profesionales de la salud rechazaron la recomendación. /La Política Online