Por las mayores restricciones que tiene el dólar, los autos 0 Km ya registran sobreprecios de hasta $ 1 millón

Viernes, 18 de Septiembre de 2020 08:24

Para asegurar la “entrega inmediata” no pocos vendedores les recargan 5% a 10%.



El salto en la cotización del dólar "blue" repercutió de manera inmediata dentro de las concesionarias automotrices, en muchas de las cuales ya se venían cobrando sobreprecios en relación a la lista oficial que cada principio de mes les llega desde las fábricas. Ahora esos cargos extra, que hasta comienzos de la semana rondaban el 5% del valor de la unidad, treparon cerca del 10%.

"Lo que hice fue poner todos los vehículos que cotizan en dólares en pesos, a 145 pesos por dólar. Y desde ahí escucho las ofertas con una oreja, y con la otra me comunico cada dos horas con mi arbolito de confianza", relataba el dueño de una agencia de usados seminuevos, especializado en marcas alemanas.

Para unidades importadas de alta gama, las más buscadas y a la vez las más difíciles de conseguir por las trabas del Gobierno a la importación, esos sobreprecios llegan hasta un millón de pesos. La cifra, que impacta por la cantidad de ceros, en realidad es precisamente un recargo (en dólares "blue") de poco más del 10% de un vehículos cuyo precio de lista hoy ronda los 50.000 dólares.

"Esta venta, y otra más en la que se pactó un sobreprecio de 600.000 pesos, ocurrió esta semana, en una misma concesionaria. Es apenas un botón de muestra", dijo a Clarín otro revendedor. Todas las referencias son en off, como si se estuviera hablando del dólar blue, pese a que se trata de operaciones legales, pactadas entre comprador y vendedor.  

¿Cuáles son los modelos más buscados?

Los mismos que figuran en la lista de los patentamientos más vendidos: las picks ups, con Toyota Hilux a la cabeza, las SUV del segmento B como la Chevrolet Trakker y el Volkswagen T-Cross, y los autos de alta gama de todo tipo: marcas alemanas (Mercedes Benz, BMW, Audi) y también las SUV importadas de extrazona.

Estas últimas son las más difíciles de conseguir, ya que son ingresadas por importadores independientes. A las terminales automotrices, en cambio, la Secretaría de Industria les promedió que autorizará un cupo de importación de 96.000 unidades, entre agosto y fines de diciembre.

En otra concesionaria, de una de las
marcas más vendedoras ("generalistas", en la jerga de las concesionarias), admitieron que los precios de lista hoy son poco más que una referencia. "Hoy por hoy hay muy pocos autos, menos de los que necesitamos para sostener el negocio. Por eso quizás algunos cobren unos mangos más", dijo el gerente general de esta concesionaria, una de las más importantes de su marca.

-¿Y cuánto están cobrando?

-Entre 5% y 10% me parece lo más terrenal. Puede ser que alguno esté cobrando un 20%. Depende si es acá en Capital o en el Interior. En Capital y Gran Buenos Aires podés elegir entre 100 agencias. Al haber más competencia, se autolimitan entre sí.

-A principios de año había 100.000 unidades en stock en las concesionarias.

-Ya se terminaron. Y también se terminaron las bonificaciones.


En realidad, los llamados "sobreprecios" no son otra cosa que aumentos de precios que están pagando los compradores a las concesionarias, o a las agencias de reventa, para poder tener su vehículo en un plazo razonable.

Los precios de lista están construidos en base a la cotización del dólar oficial, ya que las automotrices importan vehículos y piezas con los dólares que les vende (cada vez menos) el Banco Central a través del Mercado Único y Libre de Cambios (MULC).

A la restricción de dólares que tienen las terminales automotrices (y los importadores independientes) para poder pagar las importaciones, se suma las autorizaciones que deben gestionar ante la Secretaría de Industria para que cada unidad tenga su certificado del Sistema Integral de Monitoreo de Importaciones (SIMI).

Con esas dos herramientas, el Gobierno está regulando con mano de hierro el ingreso de vehículos importados desde fines de mayo, cuando la brecha entre el dólar oficial y el paralelo trepó al 80%. Desde entonces, la demanda de vehículos viene superando a la oferta, tal como lo planteó la Asociación de Concesionarios Automotores (ACARA) en sus reportes mensuales.

¿Todas las concesionarias cobran sobreprecios? En una de las principales vendedoras de la marca Toyota aseguran que no. Pero admiten, al igual que los demás competidores, que les entregan menos unidades que las que están solicitando.

"Toyota nos sigue permitiendo a los concesionarios fijar precios de septiembre para un cupo acotado de unidades, asignado a cada concesionario, con entrega programada para dentro de 60 a 90 días", señaló el dueño de esta concesionaria de la marca japonesa. "Las nueva medidas del Central agudizaron la avidez de la gente por proteger sus ahorros, comprando vehículos que todavía siguen referidos a un tipo de cambio menor a $ 80". /Clarín