El barbijo de Natalia Oreiro que enloqueció las redes sociales

Lunes, 21 de Septiembre de 2020 08:10

Por el mundo se adaptó y Marley continúa visitando a los famosos en sus domicilios: este domingo fue el turno de Natalia Oreiro.



En medio de la pandemia del coronavirus, Por el mundo se adaptó y Marley continúa visitando a los famosos en sus domicilios: este domingo fue el turno de Natalia Oreiro, quien sorprendió con un particular barbijo y contó cómo vive este momento del mundo, en el que no puede viajar a su Uruguay natal ni realizar sus famosas giras por Rusia.

La cantante y actriz recibió al conductor del programa y a su equipo de Telefé en la casa rodante que le regaló a su hijo Atahualpa, de 8 años, fruto de su relación con el también músico Ricardo Mollo, la cual -explicó- es similar a una que tenía ella cuando era chica.

“Para un cumpleaños mi hijo me dijo ‘Ay, cómo me gustaría recorrer el mundo en casa rodante’ y yo le dije ‘obvio, dale’. A mí me encanta todo lo que es el mundo gitano, viajar y ser así, nómade. Me gusta mucho”, contó Oreiro.

Según detalló la protagonista de Gilda, película en la que personificó a la homónima leyenda de la cumbia argentina, se trata de un vehículo de los años ’70 que fue refaccionado por ella misma junto a una amiga suya “que hace arte”, trabajo que le llevó un año completar.

Adentro la decoró con varios objetos de su pequeño, como una bola de cristal que tiene la foto de ambos abrazados: “Acá están las cositas de Atahualpa, muchas de ellas las cosí yo. Acá se queda a dormir con el abuelo, con mi papá, cuando podía viajar, ahora ya no puede. Se extraña un montón. Pero esta mesa se baja y se arma una cama acá. Por allá tenés el baño, en estas puertas tiene sus juegos de mesa. Te iba a invitar a jugar, pero no podemos tocar nada", le comentó en broma a Marley.

Por otra parte, la cantante se refirió a su vínculo con Rusia, país que suele visitar en sus giras, y calificó esa relación como “algo que no se puede explicar con palabras" porque "es un sentimiento”, y señaló que cada vez que viaja hasta allá, se vuelve “con cinco valijas” por la cantidad de regalos que recibe.

“El ruso tiene una relación con los regalos muy especial, no es el hecho de regalarte algo físico, sino que lo hacen con sus manos, porque sienten que un pedacito de ellos se queda con vos”, destacó.

“Está el documental en Netflix, Nasha Natasha, desde hace poquito tiempo, un mes, más o menos, y muestra el vínculo de amor que hay con Rusia.. es rarísimo hablar con esto puesto, y también un poco el origen de mi vida porque hay mucho de mi infancia y del nacimiento de mi hijo”, precisó Oreiro al respecto, mientras se quejaba porque le molestaba el barbijo. Es que la actriz apareció en las cámaras de Por el mundo con un tapaboca que, además de la típica tela que también cubre nariz y mentón, tenía una especia de pantalla protectora para los ojos en forma de corazón que eligió para pasar sus días en esta nueva normalidad, aunque reconoció que “encantaría no tener que usarlo”.




Este look causó furor en las redes sociales y una ola de memes con comparaciones entre este barbijo y otros igual o más curiosos. “Hermoso el barbijo de Natalia !!!! Y súper protección”, escribió una usuaria de Twitter, mientras que otro joven resumió que la uruguaya “es todo lo que esta bien en este país”.


Sobre la cuarentena a causa del coronavirus, opinó: “Yo agradezco tener la posibilidad de estar con Ata. Él está pasando esta situación tan dura emocionalmente bien, y en ese sentido sabemos que somos privilegiados, porque hay gente a la que le está costando mucho”.

Por último, Oreiro desestimó la posibilidad de tener otro hijo con Ricardo Mollo y comentó que Atahualpa tampoco “quiere un hermanito, le gusta estar así”. “A Ata lo pensamos un montón, hoy no me imagino mi vida sin él, pero antes no me imaginaba siendo mamá. Es contradictorio, pero yo estaba bien, y pensé que quizá no era una búsqueda. Pensaba que quizá era así, y en un momento quiso venir y fue alucinante”, recordó. /Infobae