Intentó tomar un terreno en Tigre, salió el dueño y lo mató de un balazo

Domingo, 18 de Octubre de 2020 00:09

Ocurrió cuando un grupo de personas quiso usurpar un predio y el propietario, un albañil de 47 años, los enfrentó a los tiros.



Un hombre de 27 años fue asesinado en el partido de Tigre después de que intentara tomar un predio y el dueño, un albañil de 47 años, saliera y lo rematara de un disparo.

Todo ocurrió el viernes por la tarde, aunque trascendió recién el sábado, cuando Marcos Javier Verón se instaló junto a un grupo de conocidos en un predio ubicado sobre las calles Godoy Cruz y Rivarola, en el barrio “El Arco”, de Benavídez.

Fuentes policiales informaron que Verón llegó al lugar con claras intenciones de usurparlo y se inició una fuerte discusión con el dueño del terreno, que salió a hacerle frente a la toma junto a su hermano.

Todo terminó de la peor manera: el albañil de 47 años sacó un arma y echó a los ocupantes a los tiros.

Verón, que tenía varios antecedentes penales y había salido de prisión en 2016, recibió un impacto que lo dejó agonizando. Fue trasladado al Hospital Pacheco, donde murió a los pocos minutos.

La UFI de Benavidez, que interviene en la investigación, ordenó allanar el predio y si bien no encontraron el arma homicida ordenaron detener al albañil y liberar a su hermano, de 42 años.

El detenido se llama Juan Carlos Cejas y le mostró a la justicia la documentación que respalda que él es el dueño del predio que estaban intentando tomar, consignó el diario Clarín.

Según trascendió, la víctima era un vecino de la zona, rodeada de varios barrios privados y a unas ocho cuadras de la autopista Panamericana y próximo a Nordelta.

La investigación quedó a cargo de la fiscal Laura Capra de la Fiscalía Descentralizada de Benavídez. La funcionaria judicial deberá determinar si Cejas actuó en “legítima defensa”.


Crece la preocupación por las tomas

El Gran Buenos Aires fue protagonista en los últimos meses de intentos de tomas de tierras, usurpación de viviendas y “micro tomas” (de una o dos personas) y el tema genera cada vez mayor preocupación entre vecinos e intendentes.

Incluso, el tema ha provocado algún cortocircuito con el Gobierno.

En septiembre, jefes comunales de la tercera sección del PJ se reunieron con Blanca Cantero, al frente del municipio de Presidente Perón para pedir que el Estado actué frente a esas tomas que calificaron como “ilegales”.

En ese partido está ubicado el predio de Guernica que fue ocupado por unas 1200 familias, en julio. La Justicia ordenó el desalojo, pero todavía no se llegó a una resolución del conflicto.

Los intentos de usurpación se reproducen, desde entonces, en varios distritos. Entre ellos, Tigre, Moreno y La Matanza. También en el sur del país, donde grupos mapuches ocupan tierras. /TN