Salta: el Banco Macro en la mira de la justicia por cientos de estafas a sus clientes titulares de cuentas sueldo

Jueves, 29 de Octubre de 2020 08:16

PROTESTA. Los damnificados se concentraron para reclamar a las puertas del banco Macro.



Existe gran preocupación en Salta por las estafas masivas de la que son víctimas clientes bancarios a través de maniobras combinadas, que se concretan con engaños y a través de internet.

Sin ser cibernéticos, los delincuentes logran, a través de una farsa, conocer la clave y el usuario de los clientes y luego, a través de Home Banking, proceden retirar los fondos disponibles de sus víctimas y, como si esto fuera poco, gestionan créditos que una vez aprobados son rápidamente direccionados a cuentas "mulas" o "fantasmas".

La modalidad se vio beneficiada por la apertura de las operaciones digitales que se masificaron como consecuencia de la pandemia.

Un ejemplo claro de estas maniobras se dio en el norte de esa provincia. En la sucursal Salvador Mazza del Banco Macro, unos 40 empleados públicos y jubilados que perciben sus sueldos y remuneraciones en esa entidad se dieron con la novedad de que sus cajas de ahorro estaban vacías.

A otros se los había estafado mediante la adjudicación de préstamos que ellos nunca cobraron ni solicitaron, por lo que el jueves y el viernes anterior, los clientes se manifestaron en las puertas de la sucursal del banco. Otros damnificados fueron, también, familias que perciben la asignación universal por hijos y otros beneficios sociales.

"La gerente nos dijo que el banco no nos puede devolver la plata y que ya verán qué medidas toman, pero nosotros creemos que no nos pueden hacer responsables a nosotros", explicó un humilde obrero municipal a quien dejaron sin un centavo.

Quien lleva adelante la investigación de los casos es el fiscal de Salvador Mazza Armando Cazón, que en diálogo con El Tribuno precisó que "estamos en pleno proceso de investigación. Los damnificados se tienen que quedar tranquilos porque si bien estoy requiriendo el trabajo de técnicos especializados, los resultados van a estar a la vista".

"No quiero adelantar juicio pero si el sistema de seguridad informático del banco falló, si los hackers pudieron acceder a las cuentas de los clientes, no tengo dudas de que la entidad bancaria tendrá que responder porque de ser así no sería de ninguna manera responsabilidad de los clientes. La gente tiene que quedarse tranquila porque estamos trabajando", remarcó Cazón.

Por otro lado, desde la entidad bancaria descartaron la posibilidad de un "hackeo". Mientras aguardan la investigación judicial, advirtieron que las estafas se dan, sobre todo, por la filtración de datos de los propios clientes que aparecen vulnerables ante las maniobras telefónicas de los delincuentes. /El Tribuno Salta