Una joven murió tras realizarse una ligadura de trompas a 20 días de dar a luz por segunda vez

Jueves, 19 de Noviembre de 2020 22:28

Los familiares de la joven denuncian que hubo mala praxis y dan detalles de cómo fue el desenlace del trágico episodio ocurrido en Maipú, Mendoza.



Una joven de 26 años, mamá de un hijo de 4 años y de un bebé recién nacido, murió 20 días después de haber dado a luz. La mujer sufrió complicaciones tras someterse a una cirugía para ligarse las trompas, y su familia pide que investiguen a los médicos por mala praxis. Este jueves, Geraldine Oro hubiera cumplido 27 años.

“A Yera la mataron en el hospital”, aseguraron sus familiares. Según declararon en la Justicia, presumen que a la víctima “le perforaron el intestino” en el hospital Paroissien de Maipú, Mendoza.

Lo cierto es que Geraldine pasó por tres operaciones durante su internación y estuvo tres días en terapia intensiva en coma inducido hasta que, en las últimas horas, su cuerpo no resistió. Tuvo un paro cardíaco y murió.

La hermana contó que como Geraldine no quería volver a ser mamá, cuando se internó para practicarse la cesárea de su segundo hijo decidió también hacerse una ligadura de trompas. Todo iba según lo planeado hasta que, la noche siguiente a la operación, empezaron los dolores y advirtió que le sangraba uno de los puntos.

“Eso no es normal, por eso llamé a las enfermeras”, relató la hermana, que se había quedado a cuidarla. Pero las profesionales lo minimizaron: “Le decían que era quejosa, que ya irían a limpiarla, que no era nada grave, que debe haber quedado un punto sin suturar”. Su familia la llevó nuevamente al hospital entonces, pero “solo le sacaron sangre y la mandaron de vuelta”.


Recién el sábado, cuando sentada en una silla de ruedas esperaba una vez más que los médicos la vieran, la situación se salió totalmente de control y Geraldine “tuvo un shock”. La trasladaron en ambulancia al hospital Luis Lagomaggiore y entró directamente al quirófano.

“El médico que la operó nos comunicó que a Yera le habían perforado el intestino haciendo una peritonitis y agravándose a una septicemia”, dijo Fernanda. Y subrayó: “Es el cirujano quien nos dice que a Geraldine le han hecho una mala praxis”. Ahora, su familia busca que se esclarezca la causa de su muerte y que se haga justicia. Para este jueves, el día en que hubiera cumplido años, hicieron una marcha frente al hospital.

La respuesta del hospital

Tras la repercusión que tuvo la denuncia de la familia, la directora del hospital Paroissien, Fernanda Sabadin, se refirió al caso y dijo que ya iniciaron una investigación. “Queremos saber si alguno de los intervinientes (personal médico) ha tenido algún tipo de responsabilidad, desde que la paciente ingresó en el hospital hasta que se derivó al Lagomaggiore”, dijo la funcionaria al diario El Sol.

Sabadin señaló que el objetivo es colaborar con la Justicia pero también brindarle apoyo la familia de la víctima.