Gustavo "Gordo" González, "Pipa" Robles y toda la banda que secuestró a "La Jefa" Margarita Toro van a juicio

Domingo, 22 de Noviembre de 2020 07:38

GUSTAVO "GORDO" gONZALEZ. Está sindicado como el ideólogo del secuestro, para recuperar la moto que miembros del Clan Toro le habían robado a su hijo.



Dos años después de un suceso que conmocionó a Tucumán, la Justicia decidió que ocho personas vayab a juicio por el secuestro extorsivo del que fue víctima Margarita Toro, "La Jefa" dindicada como líder de un clan dedicado a la venta de droga, enquistado en el corazón de Villa 9 de Julio.

El 24 de abril de 2018, la mujer guiaba su camioneta Vokswagen Amarok por las calles del barrio 130 Viviendas. Iba acompañda por su hermana Ana Verónica, la nuera de esta, Paola Flores (pareja de Maximiliano "Maxi Toro" Martínez), y su hija de cuatro años.

Cuando llegaban a su destino, aparecieron Víctor “Pipa” Robles, Esteban “Vaquita” y Ezequiel “Jaimito” González, Andrés “El Mudo” Zelaya, Cristian “Oreja” Lobo, Rubén “Pilo” Benítez y otros que no fueron identificados, a los tiros contra el grupo de mujeres.

La sorpresa y la violencia le sirvieron a los atacantes para anular cualquier respuesta defensiva de quienes intetaban impedir que lograran su cometido: reducir a "La Jefa", robarse la camioneta y usarla para llevársela secuestrada.

El rodado salió a toda velocidad de Villa 9 de Julio y abandonó la ciudad hacia el norte por la ruta nacional 9 y luego ingresó a El Cadillal, donde se refugiaron en una casa ubicada en la urbanización conocida como la Villa del Lago. Durante el trayecto la mujer sufrió varios golpes.

Ya en el lugar elegido para ocultar a la líder del Clan Toro, la negociación para liberarla la encabezó Gustavo "Gordo" González. El líder de la barra de Atlético Tucumán pedía que le fuera devuelta la moto de competición que le habían robado a su hijo Abel, que también estaba presente en el lugar.

Además del vehículo sustraído, los secuestradores reclamaron la entrega de una fuerte suma de dinero, drogas y armas. Ya antes de todo eso le habían quitado a la mujer $ 3 mil, tres anillos, una pulsera y un collar de oro y un celular con el que entablaron las negociaciones.

Con llamadas y audios en los que se escuchaban los alaridos de "La Jefa" mientras era golpeada, la banda de secuestradores pidió $ 2 millones. Horas más tarde los Toro le decían a la Justicia que habían entregado $ 130 mil, la pesquisa posterior reveló que en realidad fueron $ 500 mil.

Minutos después de la entrega del dinero, Margarita Toro era liberada en su camioneta en la entrada a Tafí Viejo. Le tiraron las llaves y se fueron. La mujer las encontró y se fue por sus propios medios hasta su casa y de ahí al hospital Centro de Salud donde fue tratada por los golpes recibidos.

Tras dos años de investigación, el fiscal federal Pablo Camuña dispuso que sean imputados Víctor “Pipa” y Hugo “Barza” Robles, Esteban “Vaquita” González, Andrés “Mudo” Zelaya y Cristian “Oreja” Lobo por ser autores del secuestro, del robo de joyas oro, dinero y el celular de Toro y otros delitos.

Héctor Gustavo “El Gordo” González, Mauro “Pilo” Benítez y Cristián “El Gordo Cristian” Venturelli serán enjuiciados por el delito de secuestro únicamente.

Quedaron fuera de este pedido de enjuiciamiento Ezequiel Gustavo “Jaimito” González (el otro hijo de “El Gordo” que fue detenido en mayo en San Pedro de Colalao) y Melina del Carmen Gutiérrez, que permanece prófuga de la Justicia desde hace más de un año.