La aberrante arenga machista que dio un preparador físico de fútbol en Santiago del Estero

Martes, 19 de Enero de 2021 08:09

Diego Kofler, integrante del cuerpo técnico en el club que ascendió a la Primera Nacional, fue protagonista de un hecho lamentable.



Atlético Güemes de Santiago del Estero hizo historia al vencer por penales a Villa Mitre de Bahía Blanca y ascender a la Primera Nacional, aunque el partido, en los 90 minutos, estuvo repleto de fallos arbitrales que lo favorecieron. Pero eso no fue todo lo condenable que ocurrió.

Antes del encuentro, se produjo un hecho absolutamente repudiable que va mucho más allá de un pésimo arbitraje, incluso de cualquier tipo de sospecha deportiva.

El preparador físico del equipo que finalmente ascendió, Diego Kofler, buscó "motivar" a los jugadores de su equipo con una de esas arengas que alguien cercano al plantel siempre está dispuesto a filmar como para recordar cuando se produzca la llegada al objetivo soñado.

Sin embargo, eligió figuras lamentables y machistas para referirse a lo que pretendía del grupo.

"Hasta hoy, Güemes se venía cu...ndo a la negrita del pueblo, a la que se cul.. todos, la que tiene olor a pingo. A ésa se cul... Y acá tengo una rubia, se llama Nacional B. ¡A ésa la voy a buscar, a ésa me la quiero cul...! Tengo que romperme el orto para cu...me a esa mina", les dijo Kofler a los jugadores.

Lejos de mostrarse sorprendidos o atinar a detenerlo, los jugadores escucharon atentamente y aplaudieron al final de la arenga, que en el medio tuvo algunos lapsos más "normales".

"Tengo que ir decidido y ser inteligente. Hay que dejar la vida acá. El partido que viene no importa, es hoy, muchachos. Laburo, me rompo el orto, con calor, con lluvia. Estoy acá. Por todo lo que hago estoy acá. Porque soy el mejor pero lo tengo que demostrar en esa canchita", agregó el preparador físico, que de todos modos al final de la charla "motivacional" repitió algunos de los aberrantes conceptos vertidos previamente.

Dentro de la cancha, el equipo santiagueño eventualmente se quedaría con el ascenso a la segunda categoría del fútbol argentino.

Kofler fue uno de los que celebró el título del Torneo Federal A, aunque previamente haya dicho barbaridades que debieran ser desterradas para siempre no sólo de las canchas de fútbol, sino también de la sociedad. /Clarín