Una nena nació con canas por una rara condición genética

Jueves, 21 de Enero de 2021 05:50

síndrome, que viene de familia, se debe a la falta de melanocitos, células que producen melanina.



Talyta Youssef Aziz Vieira (43 años), de Jericoacoara, Brasil, dio a luz a su hija Mayah en noviembre de 2018, pero no se sorprendió al ver que su bebé tenía dos colores de cabello diferentes.

Talyta, así como su abuelo, madre, tía y primos, nacieron con piebaldismo, una condición genética que hace que áreas de la piel y el cabello parezcan más claros de lo normal debido a la falta de melanocitos en la piel que producen melanina.

Y, desde el momento en que nació, se animó a Mayah a amar sus vibrantes mechones blancos de cabello.

Talyta dijo que durante su propia adolescencia ocultaba sus mechas blancas detrás del resto de su cabello después de estar constantemente preocupada de que sus compañeros la juzgaran.

Pero la madre de uno pronto se dio cuenta de que los demás veían belleza en sus diferencias. Ahora espera animar a Mayah a seguir teniendo confianza en su condición.

"El piebaldismo es hereditario en nuestra familia, así que sabíamos que había una alta probabilidad de que Mayah también lo tuviera", dijo Talyta.

Y continúa: "Desde el momento en que nació, Mayah tenía tantas canas en la parte delantera de la cabeza. Publicamos una foto en las redes sociales y días después, un fotógrafo nos invitó a hacer una sesión de fotos".

"Las imágenes de la sesión de fotos se difundieron por Internet y, sin leer nada, mis amigos supieron instantáneamente que Mayah era mía simplemente por su cabello".

"Traté de esconder mis canas hasta los veinte años preocupada de que la gente me intimidara. Sin embargo, pronto me di cuenta de que era único y especial. Quiero dar ese ejemplo a Mayah. La gente siempre nos detiene para decirnos lo especial que es".

"Desde que comencé a publicar fotos de Mayah en las redes sociales, la gente la ha comparado con Cruella, Rogue de X-Men y Anna de Frozen", dijo Talyta.

"Fue entonces cuando pensé que sería una idea encantadora que nos vistiéramos juntos como esos personajes. Quiero que Mayah tenga recuerdos divertidos sobre su apariencia", dice su mamá.

"Otras personas que son diferentes se han acercado a nosotros para agradecernos por ayudarlos a aceptarse a sí mismos. Es muy triste que la gente se haya escondido. No necesitamos ser iguales para ser hermosos. Todo el mundo tiene un corazón interior para aceptar y amar. Vivimos en una época de conocimiento y transformación. Aceptemos lo que nos hace diferentes", dice Talyta. /Clarín