Garretón planea convertir a Tucumán en un polo regional de marihuana

Jueves, 04 de Marzo de 2021 00:04

Destacó la potencialidad de nuestra provincia y sus proyectos para que el negocio de la marihuana desembarque acá.



Hace una semana, el ex diputado de Cambiemos, Facundo Garretón fue noticia en los principales medios del país al conocerse que uno de sus emprendimientos dedicados a la industria del cannabis adquirió la mansión que pertenecía a Susana Giménez en Punta del Este para seguir ampliando sus inversiones en este rubro aún incipiente, pero económicamente próspero.

Apenas días después de conocerse la noticia, en su discurso de apertura de las sesiones ordinarias del Congreso, el presidente Alberto Fernández le dio luz verde al desarrollo industrial de la marihuana en nuestro país. Ese anuncio, que referentes locales de esta industria calificaron como histórico, abre la pregunta sobre el lugar que podría ocupar la provincia en el mapa cannábico argentino. Para Garretón, acá las condiciones son todavía más propicias que en el país vecino.

“Todo el norte de Argentina tiene buena potencialidad por el clima, la lluvia y los suelos. Eso hace que en Tucumán puedas cosechar las plantas entre tres y cuatro veces y hasta cinco veces, quizás, al año; mientras que en Uruguay lo podés hacer sólo dos veces al año. Con el intendente Mariano Campero estamos vinculados en un proyecto de investigación para hacerlo en Yerba Buena, pero, hasta que no haya claridad en qué se puede hacer, todavía no hicimos nada. La idea es invertir para desarrollar esa industria en Tucumán, pero antes necesitamos claridad con el tema regulatorio”, explica Garretón en diálogo telefónico con eltucumano.com.


A lo largo de la entrevista, el emprendedor tucumano insistió en que la principal falencia actual para el desarrollo de la industria del cannabis tanto en Tucumán como en el resto del país es la falta de legislación en la materia. En este sentido, el anuncio realizado el lunes por Alberto Fernández ante el Congreso puede abrir un nuevo panorama para el rubro en Argentina. "El cannabis tiene propiedades de gran utilidad con fines medicinales e industriales. La industria mundial del cannabis medicinal triplicará su volumen de negocios en los próximos cinco años. El proyecto prevé la utilización del cultivo exclusivamente con fines de industrialización para uso medicinal e industrial", fueron las palabras del mandatario quien anunció que enviará un proyecto de ley al Congreso para promover la producción de cannabis con fines industriales y medicinales.

¿Será este entonces el tiempo de la planta milenaria de la mano del “Plan Cannabis” que propone Alberto Fernández? Conocedor del paño, Garretón se muestra cauto todavía al respecto: “Argentina recién está incursionando. Uruguay tiene ya muchos años regulando esto, como Colombia y Canadá, por lo cual Argentina está todavía sin claridad al respecto. Más allá de los anuncios del presidente, la realidad es que hoy sólo se puede producir para investigación. En teoría, por el anuncio del presidente, ahora va a salir una ley que va a permitir no sólo la producción, sino también la extracción y la exportación y el uso de distintos medicamentos cannábicos. Hay que ver cómo evoluciona, por ahora, estamos lejos. Sin embargo, teniendo en cuenta el conocimiento que hay en Argentina en el agro, puede ser una buena oportunidad para el país. Pero, para que lo sea, hay que moverse rápido para tener una buena regulación al respecto”.

Según explica, actualmente el ex diputado participa de emprendimientos de cannabis en varias partes del mundo. Esas empresas intervienen en distintos eslabones de la cadena de valor productivo de esta industria. Entre esas firmas, las más importantes son dos: YVY Life Sciences que está radicada en Uruguay y está relacionada con los primeros eslabones de la industria. Desde la venta de genética, esquejes, plantines y la cosecha de las plantas de marihuana. Una vez cosechadas esas flores pasan por un proceso de secado, se las envasa al vacío y se las exportan. Mientras que la segunda es Blueberries Medical Corporation, empresa que está en Colombia y Canadá de la cual Garretón es presidente. Esta firma se dedica a la etapa de extracción, es decir, recibe las flores y, con tecnología industrial, extrae los distintos aceites esenciales de la planta y exportan los distintos cannabinoides en formato de aceite que se exporta a laboratorios y droguerías para hacer medicamentos.


La firma YVY Life Sciences es la que adquirió la casa de Susana Giménez en Punta del Este. El tucumano revela cuál será el destino de la mansión que perteneció a la diva televisiva: “Hace tiempo que estábamos buscando un Hub, que es un centro que agrupa a los distintos productores de cannabis, pero que también sirve para capacitar y educar, no sólo a los distintos productores, sino también al público en general. El proyecto de YVY tiene doce granjas distribuidas en todo Uruguay y la idea es utilizar el Hub ese como centro de acopio, donde se hace el secado y parte de la industrialización, que sea un centro neurálgico dentro de la industria del cannabis”. Pero el lugar también es pensado como un posible centro de atracción turística similar a los viñedos y bodegas que participan de la ruta del vino en nuestro país: “La idea es que además del Hub también se pueda desarrollar todo lo que es el turismo cannábico, que la gente pueda ir a ver las plantaciones, ver cómo se hacen los distintos medicamentos, ver cómo se procesa, que haya un hotel y un restaurante cannábico... educar a las personas sobre cannabis y que entiendan que es una planta de bienestar que genera distintos tipos de impactos positivos para la salud de las personas. Hoy en Uruguay se está avanzando con la regulación al respecto y esperamos que el próximo verano esté implementado todo esto”.

Garretón se interesó por la industria cannábica cuando era diputado nacional: “Me vinculé a esta industria cuando nos tocó regular la industria. Me puse a investigar y a ver legislación comparable. Ahí vi qué era lo que se había hecho en distintos países como Canadá, Uruguay y cómo avanzaba Colombia con la cuestión.  Ahí empecé a conocer sobre la industria, a involucrarme para entender más, cuando terminé mi función pública empecé a ver adónde invertir dentro de la industria y conocí YVY que tiene mucho impacto social y ambiental”. A fines de 2019, se instaló en Uruguay para hacer sus primeras armas en esta industria que a nivel global ya mueve alrededor de 150 mil millones de dólares, de los cuales 95 mil millones de dólares corresponden a la rama medicinal de la planta milenaria. /eltucumano