Detuvieron a "Poco Seso" por un robo de medio millón de pesos pero él asegura que no tuvo nada que ver

Jueves, 04 de Marzo de 2021 07:22

ALLANAMIENTO. La casa de Poco Seso fue registrada dos veces.



Un jornalero apodado “Poco Seso” permanece detenido por un presunto robo de $ 500.000 en bienes desde un bar en el paraje santiagueño de La Paliza, en Salavina, pero el individuo se defiende señalando que en el momento del hecho él se encontraba participando de un ‘picadito’ de fútbol en Real Sayana, Avellaneda.

El ataque se habría perpetrado la noche del 20 de enero. La víctima, de apellido Cejas, denunció en Seccional Nº 39 de Los Telares: “Vinieron dos hombres a pie. Dijeron que se les rompió el vehículo. Después, llegaron dos vehículos y bajaron creo 8 hombres”, acotó.

En minutos, los diez (en total) habrían encandilado con linternas a Cejas e hija. “Nos ataron de pies y manos y encerraron en el baño. A mi hija le sacaron el celular y mandaron direcciones”, contó la víctima. Los maleantes huyeron robándole de todo.

El botín consta de un generador eléctrico, un TV, un equipo de música, 3 baterías de auto, convertidor, una bicicleta, dos escopetas, un revólver, quesos, salamines, mortadelas, bebidas, perfumes, ropa, vajillas, 8 capas de vidrio, zapatillas y otros objetos.

Al día siguiente, Cejas habría ampliado la denuncia. Esta vez aportó características de uno de los diez delincuentes y agregó que también le robaron una cortadora de fiambre.

Así, la madrugada del 22 de febrero la policía habría allanado la casa de un tal “Poco Seso”, en Real Sayana, Avellaneda, casi a 90 kilómetros del epicentro del ‘robo calificado’. No lo halló, tampoco encontró nada del botín despojado a Cejas, trascendió en la causa.

Veinticuatro horas después, los investigadores volvieron a la casa de “Poco Seso”. Él también se presentó al ver los patrulleros. Y se lo llevaron detenido.

Lleva preso más de 40 días y el viernes la fiscal Celia Mussi se apresta a realizar una reconstrucción. De ella pende la prisión preventiva, o bien la inexorable excarcelación.

“Esperaremos la reconstrucción. Tenemos la certeza que no es el asaltante. No cometió golpe alguno y deberán excarcelarlo porque los tiempos de extender su detención expiraron. Ya van más de 40 días que sigue preso sin prueba alguna”, sintetizó uno de sus abogados, Sergio Crespín.

Dos jornaleros, un capataz comunal, un organizador de eventos y una moza declararon ante un escribano que en el momento del golpe, “Poco Seso” estaba en una canchita de fútbol de Real Sayana, Avellaneda. “Es imposible que una persona esté presente en dos lugares al mismo tiempo”, señalaron los abogados de “Poco Seso”, Verónica y Sergio Crespín.

"Como nosotros, la comunidad de Real Sayana está preocupada porque es imposible que nuestro representado haya cometido un asalto. Vaya a su casa y se entregue a la policía”, enfatizó Crespín.
/El Liberal