Ofelia Fernández: “No estoy cómoda dentro del Gobierno”

Jueves, 04 de Marzo de 2021 09:19

En una entrevista a un medio español, la legisladora porteña del Frente de Todos habla sobre sus comienzos en la política y su posición en la coalición de poder que integra.



La joven legisladora porteña del Frente de Todos Ofelia Fernández, en una entrevista con el diario español El País, reconoció que “no se siente muy cómoda dentro de la coalición que respalda al presidente Alberto Fernández”, aunque asume “las decepciones”.

También habló sobre sus comienzos en la política, el apoyo del dirigente social Juan Grabois, su relación con las redes sociales y Game of Thrones.

A continuación, algunas transcripciones destacadas de la nota:

“Ofelia Fernández no se siente muy cómoda dentro de la coalición que respalda al presidente Alberto Fernández. ‘No lo estoy, pero sabía que no iba a estarlo’. En diciembre se legalizó por fin el aborto en Argentina y se ha establecido un impuesto sobre las grandes fortunas. Eso le parece satisfactorio. Otras cosas no. ‘Sé que aún no se dan las condiciones de fuerza para sacar adelante una agenda ambientalista y popular, con reconocimiento de los trabajadores de la tierra y los cartoneros, con una reforma judicial feminista y un sistema integral de cuidados. Asumo las decepciones’”.

“La capacidad de liderazgo y la militancia son de siempre. ‘Sobreexigencia y ansiedad’, dice. ‘Vorágine’. Sus padres eran relativamente indiferentes a la política. Sus abuelos maternos, en cambio, fueron miembros de la Guardia de Hierro, la formación clandestina que mantuvo vivo el peronismo durante los largos años de prohibición. Aquel era un peronismo conservador. El suyo es lo contrario. A los 14 ya pululaba en el complejo universo de los movimientos sociales argentinos, cuya figura carismática es el abogado Juan Grabois. La izquierda de la izquierda. El terror de la Argentina conservadora, describe el artículo y explica cómo Grabois le ofreció el respaldo se su movimiento, el Frente Patria Grande, para ocupar un puesto en la legislatura”.

“En diciembre de 2019 Ofelia tomaba posesión de su escaño. En marzo de 2020 los argentinos fueron confinados por la pandemia. El trabajo parlamentario se hizo telemático. ‘Muy frustrante....’ Ahora vive sola, en el barrio de Colegiales, y vuelve a utilizar su despacho en la Legislatura. Varios de sus colaboradores son ‘amigos del Pellegrini’, jóvenes como ella. A la entrevista y la sesión fotográfica asisten Fran, su amiga de toda la vida, y Desi, que diseña ropa. ‘Me ayudan a elegir mi look’, explica”.

La entrevista también cuenta que la legisladora muchas veces se siente atacada en las redes sociales. “Voy a un restaurante, cualquier bodegón aleatorio; me sacan una foto y la cuelgan en Twitter diciendo que estoy en el restaurante más caro de Argentina. Twitter me gusta, podría ser mi red favorita porque ofrece una buena síntesis de lo cotidiano, pero cada vez que lo abro leo cosas horrorosas sobre mí. Sé que esto ocurre por mi edad, por mi carácter y por mi proyecto político”.

En diciembre de 2019, Ofelia Fernández asumió como legisladora del Frente de Todos en la ciudad de Buenos Aires
En diciembre de 2019, Ofelia Fernández asumió como legisladora del Frente de Todos en la ciudad de Buenos Aires

“Fernández apela a ‘encontrar a su Daenerys interior. Para calmarse. Para no estallar’. Los personajes de Juego de tronos, como las figuras del pop coreano que decoran su apartamento, son elementos corrientes en el mobiliario mental de una chica de 20 años.

A su vez, Fernández explica en la nota cómo las clases de teatro, que comenzó a los 9 años, “le ayudan a dominar el miedo y la ira. Y le sirven para transmitir mensajes: “El camino de las ideas es repetitivo. Gracias al teatro puedo decir por centésima vez una cosa y decirla con emoción”.

Repercusiones

A raíz de las declaraciones de la legisladora porteña sobre la incomodidad que siente dentro del espacio político que integra, el referente social Juan Grabois expresó hoy en Twitter: “Cómo nos alegra que no se sienta cómoda; cómo nos repugnan lxs que se acomodan”. /La Nación