Cómo reaccionar cuando alguien coquetea con tu pareja

Domingo, 07 de Marzo de 2021 08:47

Algunas recomendaciones para evitar que un posible juego de seducción efímero te arruine el día.



¿Cuántas veces estallan los conflictos de pareja luego de que alguno de ellos sospecha, detecta o presencia de un tercero? Es muy normal que en un cóctel o evento laboral al que vamos acompañados por nuestras parejas, se acerque algún compañero o compañera de trabajo con otra intención que no necesariamente es charlar amistosamente. El lenguaje corporal y verbal deja al descubierto si existe un coqueteo que excede la cordialidad y la buena onda. Cuando alguien coquetea con tu pareja, sea hombre o mujer, se vive una situación incómoda, de sentimientos encontrados. Pero antes de estallar en furia y arruinar el momento, generando un conflicto, te recomendamos algunas estrategias para actuar con diplomacia y serenidad.

Analizar bien la situación antes de estallar

Determiná si una reacción tuya vale la pena evaluando el contexto de la situación. Después de todo, no es culpa de tu pareja que alguien le coquetee. Si se trata de algo momentáneo y que sucede enfrente tuyo -como una conversación larga entre tu pareja y alguien en un almuerzo, o continuas risas compartidas entre tu pareja y tu amiga/o-, tal vez sea conveniente dejarlo pasar en el momento y plantearlo después en la intimidad. El solo hecho de que esto suceda frente a tus ojos, indica que lo más probable es que no haya nada que ambos estén escondiendo o que deba preocuparte.

Si el flirteo es ligero, usalo a tu favor para reconectarte con tu pareja

Situaciones como las que mencionamos anteriormente pueden provocarnos celos y enojo ya que o sentimos que es una falta de respeto que nuestra pareja juegue a la seducción con terceros o porque notamos que la pasa mejor y disfruta de la atención de la otra persona. No obstante, y en lugar de actuar impulsivamente y perder la cordura, te sugerimos que esos celos los uses a tu favor. Está claro que aquella persona que te está dando celos ve algo especial y atractivo en tu pareja. Intenta entonces redescubrir eso vos también para darte cuenta de la suerte que tenés de estar a su lado y proponete trabajar un poco más en la relación.

Si el coqueteo es intenso y frecuente, observá su reacción

Si la persona que coquetea con tu pareja es alguien constante en su vida, como una o un colega o una amiga/o de la infancia, las cosas se pueden tornar muy incómodas o podrían poner en peligro la relación. Observá cómo tu pareja maneja la situación. Si no le devuelve el flirteo, si cambia radicalmente de tema o te involucra en la conversación, es evidente que está cortando el coqueteo de raíz y que no tiene intenciones de seducir ni ser seducido por un tercero.


Charlá con tu pareja sobre lo que pensás y sentís

También es posible que, aunque tu pareja se sienta incómoda ante las insinuaciones de un tercero, también se sienta cohibida/o y no sepa cómo parar los comentarios y frenar la situación. Tal vez ni siquiera crea que son tan molestos para vos. En ese caso, lo mejor es ser sinceros el uno con el otro, explicar que la conducta de la tercera persona te molesta, que es inapropiada y pedirle que la detenga rápidamente la próxima vez que ocurra. Además, te recomendamos que tengas una conversación honesta y en buenos términos, donde expreses qué sentiste ante aquella situación incómoda.

Tomá las riendas del asunto y confrontá a la persona

Seguramente esos celos te hagan querer levantarte y decirle un par de cosas a quien le sonríe tanto a tu novio/a, y, en casos extremos, puede que debas intervenir. Si se trata de alguien familiar, cercano, o si el coqueteo se está saliendo de control, aparta a esa persona de la multitud y confróntala con la verdad.

Digamos que en una conversación, una o un colega tuya del trabajo le estuvo sonriendo sospechosamente a tu marido o esposa, riéndose a carcajadas de sus bromas y fue al extremo de apoyar su mano en su brazo y de acercar su rostro imprudentemente al suyo. Si algo te hace pensar que lo hizo sin querer, explícale lo que pensás y decile que lo que hizo te causa incomodidad y que es inapropiado. Pero si es evidente que está actuando descaradamente por elección propia, solo basta con describirle la escena y desenmascararla/o preguntándole la razón de su comportamiento.

Reconsiderá el panorama de la relación

Si bien no es culpa de tu pareja que alguien inicie un coqueteo con él/ella, si le da la bienvenida con los brazos abiertos a ese flirteo o incluso lo incentiva, sé honesto/a contigo mismo y aceptá la responsabilidad que tiene en esas circunstancias.

Es hora de respirar hondo y evaluar la continuidad de la relación y el por qué de su comportamiento. Si se maneja así adrede enfrente tuyo es porque evidentemente hay un problema de raíz más serio al que ambos deben prestarle atención y tomar cartas en el asunto. Ese coqueteo puede ser un síntoma de que algo más profundo en tu noviazgo o matrimonio está sucediendo. /TN