Secuestran una camioneta que habría sido comprada tras un millonario robo

Lunes, 03 de Mayo de 2021 16:45

Los pesquisas sospechan que "Cavenagui” habría comprado la Amarok con dinero del botín.



Luego de varias semanas de intensa investigación, efectivos de la División Robos y Hurtos de la Policía lograron secuestrar una camioneta que habría sido comprada con parte de un millonario botín robado a una concesionaria de motos de la zona Sur de la Capital. Además, incautaron unos 100 mil pesos en efectivo y  demoraron a dos hombres de 24 y 28 años, oriundos de Cevil Redondo.
Estos fueron los resultados de dos medidas de allanamientos que realizaron los investigadores en la mañana de este lunes en el Barrio Oeste 3 y en Cevil Redondo, en Yerba Buena.
El hecho ocurrió en la madrugada del domingo 4 de abril, en la concesionaria de ventas de motocicletas ubicada en San Luis y San Lorenzo. Allí, al menos seis delincuentes realizaron un boquete en la pared del negocio, luego ingresaron al local y se llevaron un millonario botín que ronda los 800 mil pesos y más de 170 mil dólares.  

Tras la denuncia de su propietario, un equipo de investigadores, dirigidos por el jefe de la División,l Miguel Carabajal, comenzó a analizar los registros fílmicos de las cámaras de seguridad de la zona, y solicitó varias medidas judiciales de allanamientos y secuestros. En una de ellas, los efectivos incautaron uno de los tres automóviles que los delincuentes utilizaron el día del boquete.

Con pistas más firmes, este lunes allanaron la vivienda de uno de los principales sospechosos, apodado “Cavenagui”, de 24 años. Los pesquisas sospechan que habría comprado una camioneta Amarok con el dinero del botín. Es así que en su domicilio, secuestraron este vehículo, dinero en efectivo y herramientas para romper paredes. Además, un inhibidor de señal electrónico y un lápiz para romper vidrios de vehículos.

En el otro domicilio, secuestraron 78 mil pesos en efectivo, 440 dólares, documentación referida a la camioneta y demás elementos de interés para la investigación como  teléfonos celulares y una tablet.

“Cavenagui” y el otro joven demorado, con antecedentes por robos a mano armada, quedaron a disposición de la Unidad Fiscal de Robos y Hurtos I, a cargo del fiscal Diego López Avila, quien investiga el millonario robo de los boqueteros.

El procedimiento fue supervisado por el Director de Investigaciones Capital, Comisario Principal Ernesto Soria, y el Director General de Investigaciones, Comisario Inspector Jorge Dib.