Estrangulan a empresario marplatense en su restaurante: la macabra puesta en escena que dejaron los asesinos

Martes, 27 de Julio de 2021 08:36

El brutal hecho ocurrió en Mar del Plata. La víctima, de 48 años, era buscada por sus familiares luego de desaparecer de manera misteriosa.



En la ciudad bonaerense de Mar del Plata, un empresario del rubro gastronómico, de 48 años, fue estrangulado dentro de un restaurante de su propiedad. Luego, los homicidas le amarraron una soga al cuello al cadáver y trataron de hacerlo pasar como un suicidio. Se desconocen tanto los motivos del ilícito como el paradero de los responsables del crimen.

Los voceros del departamento judicial marplatense revelaron que la víctima fue identificada como Ezequiel Guasone, de 48 años.

De acuerdo a lo manifestado por los informantes, el individuo fue hallado el domingo por sus familiares en el interior del negocio del empresario, que se encuentra situada en el cruce de San Luis y San Lorenzo.

Trascendió que el cadáver, que presentaba golpes, tenía una soga en el cuello y, por este motivo, se creyó en un comienzo que el empresario se había quitado la vida. Sin embargo, posteriores pericias concretadas en el lugar por los integrantes de la Policía Científica posibilitaron determinar que Guasone no se había matado, sino que había sido asesinado.

Al respecto, se presume que los autores del violento crimen trataron que los investigadores pensaran que el hombre se había suicidado.

Guasone había desaparecido misteriosamente en la jornada del sábado pasado, luego de haber salido de su domicilio. Miembros de la comisaría 9ª de la ciudad balnearia realizan diferentes procedimientos con el objetivo de esclarecer el episodio.

Versiones sostienen que el inmueble donde fue localizado el cadáver estuvo recientemente usurpado por un grupo de personas, aunque se ignora si dicha situación está relacionada al asesinato de Guasone.

Intervino en la causa, que esta caratulada "Homicidio", la doctora Romina Ariana Díaz, fiscal de la Unidad Funcional N° 7 de los tribunales de Mar del Plata./Crónica