Patota salvaje desfiguró a golpes a joven y lo dejó en coma: "se sabe quienes lo atacaron" y están libres

Jueves, 14 de Octubre de 2021 16:14

Leo Tur, junto a su hermana Laura, quien reclama Justicia.



Hace 46 días que Leonardo Tur, permanece internado luchando por su vida en el Hospital Municipal San Luis de Bragado, luego de ser encontrado herido en estado inconsciente, tendido en medio de la vía pública de la ciudad bonaerense, durante la madrugada del sábado 28 de agosto pasado. Aunque la primera hipótesis sostuvo que el joven de 26 años había tenido un accidente vial en la moto, su familia lo niega, y reclama Justicia para que "la verdad salga a la luz".

En diálogo con cronica.com.ar, Laura Tur, la hermana mayor de "Leo", cómo es apodado desde pequeño, aseguró que "nadie investigó como tenían que investigar". Aunque la denuncia realizada en la comisaría de Bragado está caratulada como "accidente", la joven de 32 años afirmó que por la calidad de las lesiones que su hermano tenía al momento que fue encontrado inconsciente en medio de la calle, "es imposible que hayan sido producto de un choque con la moto, ya que el vehículo apenas se encuentra dañado".

Además, expresó que "en el barrio se sabe quiénes son los atacantes de Leo", aunque están libres porque "no hay pruebas suficientes para culparlos", comentó Laura a este medio, de tal manera, los mismos siquiera fueron llamados a declarar y permanecen en libertad.

Leo tiene dos hermanas mujeres de 32 y 18 años. Él es el del medio. Antes de quedar internado en estado crítico de salud trabajaba por su cuenta en la colocación de piletas. También jugaba a la pelota, y entrenaba. "Es un pibe bueno", lo describe Laura, por eso no entiende cuál fue el desencandenante que habría provocado el salvaje ataque a su hermano que lo dejó con 16 huesos de la cabeza rotos, traumatismo de abdomen, entre otras lesiones de gravedad.

La noche del viernes 27 de agosto Leo entrenó y después se reunió a comer un lechón con sus amigos. De acuerdo a las versiones de testigos, durante la reunión se habría generado una discusión con otro grupo. "Ellos estaban comiendo, y un chico lo quiso pelear a mi hermano, pero él le respondió que no, entonces agarró la moto y se fue", relató Laura.

https://www.cronica.com.ar/export/sites/cronica/img/2021/10/13/whatsapp_image_2021-10-13_at_16_19_59.jpeg_346636219.jpeg
Leonardo Tur de 26 años.

No obstante, estos mismos sujetos son quiénes "lo habrían seguido y en una esquina le pegaron y lo dejaron tirado en la calle", sostuvo la hermana de Leo.

Los presuntos agresores serían cuatro y viven en las torres del Fonavi. "Según declaró un testimonio, tras cometer el ataque contra Leo se habrían ido a un boliche a tomar, y el chico que le había pegado a mi hermano dijo que había sido él", remarcó Laura. No obstante, la joven afirmó que desconoce que vínculo tenían los presuntos atacantes con su hermano, aunque aseguró que se conocían. En el marco de la causa veinticinco testigos habrían declarado que hubo una discusión, aunque no se sabe el desencandenante que la oroginó.

La madrugada del sábado 28 de agosto Leo fue "encontrado ahogándose con su propia sangre, convulsionando, tirado al lado del cordón de la calle", relató Laura. Fue alrededor de las ocho de la mañana cuando ella recibió un llamado en el que le avisaron que su hermano "había tenido un accidente con la moto", contó.

"Ahí nomas salimos corriendo para el hospital con mi mamá, nadie nos decía nada", recordó. Finalmente, después de mucho insistir, las dejaron verlo. "Tenía la cara desfigurada, toda violeta por los golpes", describió. En ese momento, un policía les habría informado que Leo había chocado con la moto, pero a los dos días al marido de Laura le llegó un audio de un testigo que les sembró la duda. El mismo sostenía que Leo habia sido víctima de una brutal golpiza.

Dada la gravedad de las lesiones hace más de un mes que Leo permanece hospitalizado. Afortunadamente hace dos semanas que se encuentra estable, razón por la que fue trasladado a sala común. Su hermana explicó que después de estar un mes en coma, ahora está despierto, aunque "está en su mundo, no nos conoce, no habla", puntualizó. A su vez, tiene un botón gástrico, mediante el que se alimenta y es medicado. Aún así su familia no pierde las esperanzas que pronto se recupere y pueda contar lo qué pasó. /Crónica