Rejas fue detenido en un camping de Cabra Corral en Salta: alguien lo delató y cobraría $ 5 MILLONES de recompensa

Jueves, 14 de Octubre de 2021 20:08

El condenado a perpetua se había fugado hace más de dos semanas.



El asesino Roberto Carlos Rejas, quien se fugó hace mas de dos semanas del cuartel de Bomberos tras ser condenado por el femicidio de Milagros Avellaneda y el crimen de Benicio, fue atrapado hoy en Salta.

El Equipo Científico de Investigaciones Fiscales del Ministerio Fiscal recibió en la jornada de hoy un llamado que daba cuenta de que el prófugo Rejas se encontraba en una localidad de la provincia de Salta. 

De inmediato, los funcionarios del MPF se comunicaron con personal policial de la vecina provincia para que realicen la verificación de tal especie informativa, la que terminó siendo positiva, toda vez que el prófugo fue localizado en un camping de la localidad de Cabra Corral.

Por estas horas, miembros del ECIF y de la policía de la provincia se encuentran reunidos para confeccionar la logística para trasladar al detenido a nuestra provincia.

A poco de haberse consumado la fuga de Roberto Rejas -femicida de Milagros Avellaneda y asesino de Benicio Coronel-  el Gobierno provincial había ofrecido $ 2 millones de recompensa por datos que sirvan para dar con su paradero.

A esta cifra se sumó luego una segunda recompensa, de $ 3 millones, ofrecida por el abogado Alfredo Aydar.

Ayer la familia de las víctimas reclamó al Gobierno que aumentara el monto del incentivo. 

Ahora resta saber quién se hará acreedor de los $ 5 millones. Podría ser la persona que se comunicó telefónicamente con el Equipo Científico de Investigaciones Fiscales del Ministerio Público Fiscal (MPF), que contó que el prófugo se encontraría en una localidad de Salta.

En efecto a partir de la comunicación de funcionarios del MPF con personal policial salteño, estos hallaron a Rejas en un camping de Cabra Corral.

El pasado 27 de septiembre, horas después de que su defensor Mario Leiva Haro presentara un recurso para anular el dictado de prisión preventiva, el penado pidió permiso a uno de los tres policías para tomar un baño. Al tiempo, se estima que después de una hora, el efectivo fue a buscarlo y se dio cuenta de que se había escapado, aparentemente, por el ventiluz del baño.

La fuga de Rejas había generado conmoción en la provincia. Hubo allanamientos a personas cercanas al ex guardicarcel y se detuvo a su novia, Patricia Gómez, acusada de colaborar con el escape.