Le dolía la panza y vomitaba, y le pidió a la abuela que le curara el empacho: inesperado final que se viralizó

Martes, 26 de Octubre de 2021 16:11

Captura de pantalla del chat de WhatsApp que se viralizó en las redes. Fuente: (Twitter @miggmicaela)



Twitter es una fuente inagotable de historias a la que miles de millones de personas concurren diariamente para divertirse, infomarse, sentirse identificado, o entrar en discusión con otros. Es por esto que cada día se ratifica dentro de las redes sociales más populares y en auge del momento.

Esta semana, entre tantos posteos virales, un posteo de una joven que había acudido a un familiar para que la cure de una enfermedad simple con técnicas espirituales terminó cautivando a todos por su insólito final.

Curar el empacho con la cinta de dos metros es una de las técnicas caseras y médico-religiosas más populares de Latinoamérica, y que a muchos les ha sido transmitida de generación en generación gracias a las abuelas. Sin embargo, el problema de salud que tenía esta usuaria de Twitter no podía ser curada con ningún tipo de creencia divina.

Miaytsu contó en la famosa red social, a través de una captura de pantalla de un diálogo por WhatsApp con su abuela, que desde hace algunos días se estaba sintiendo mal y rara. “Todo me cae mal y lo vomito”, le había escrito, creyendo inocentemente que se trataba de un empacho común y corriente. Y su querida abuela no dudó en ayudarla.

No obstante, en una segunda foto que compartió en el mismo posteo de Twitter, la internauta enseñó el verdadero motivo de su malestar estomacal y sus repentinos cambios físicos. Con un test de embarazo en su mano con resultado positivo, la joven comprobó el temible final y dio por descartado el dolor de panza.


“Negativo para empacho, positivo para embarazo”, “Es un empacho de 9 meses nada más”, “comé membrillo y tomá té con limón y se te pasará, decían…” escribieron algunos internautas a modo de broma en la caja de comentarios de su publicación, que finalmente cosechó más de 87 mil “likes” y se volvió un tweet viral. /Crónica