El Gobierno negó la confusión por el crucero proveniente de África: “nunca hubo ninguna duda de dónde venía”

Lunes, 29 de Noviembre de 2021 18:22

Carla Vizzotti dijo que programó un operativo especial para el crucero y que se realizaron 300 PCR en 24 horas.



El Gobierno desmintió errores y señaló que cumplió con “todos los protocolos vigentes”. En medio de la polémica por el arribo de un crucero que llegó de África al puerto de la ciudad de Buenos Aires, desde la Casa Rosada aseguraron que al buque que venía desde Cabo Verde “lo estaban esperando” porque había informado un caso positivo de coronavirus.

Leé también: Sanidad confundió África con Asia y habilitó el ingreso sin control de un crucero procedente de Cabo Verde

“La información difundida sobre el crucero Hamburg es falsa. El buque dio aviso de un caso positivo, se programó un operativo y se realizaron más de 300 PCR en 24 horas. Todas fueron negativas incluyendo la del caso, quien continúa aislado junto a sus contactos estrechos”, escribió en redes sociales la ministra de Salud, Carla Vizzotti.

Vizzotti, que tiene a su cargo la dirección nacional de Habilitación, Fiscalización y Sanidad de Fronteras –la lidera Claudia Madies–, organismo que tiene la responsabilidad de la aplicación de los protocolos vigentes, buscó llevar calma ante el incremento de la preocupación por la variante ómicron que, si bien fue descubierta en Sudáfrica, cada vez más países informaron que registraron contagios compatibles con esa mutación.

Según detallaron fuentes oficiales, las autoridades estaban esperando al buque porque “venía de África” y porque ya habían informado que tenían un caso positivo de Covid. “A los pasajeros se les permitió bajar después de dos PCR negativos”, explicaron desde el gobierno nacional.

Al mismo tiempo intentaron minimizar el supuesto cruce entre una inspectora de la Dirección de Sanidad de Fronteras que se ubicaba en el puente de mando del buque crucero de bandera de Bahamas MS Hamburg. “Boluda, este barco viene de Cabo Verde, ¿eso no es en África?”, fue la frase que Infobae le atribuyó a las operarias. “El intercambio que ustedes publican entre dos operarias, en caso de haber existido, no modifica en nada esa situación”, dijo una funcionaria con acceso al despacho del presidente Alberto Fernández.


“El día viernes nosotros ya habíamos dispuesto que se hiciera un testeo con antígenos de toda la tripulación y pasajeros. Ese testeo se hizo y dio negativo para todos, salvo uno que dio positivo, pero sus contactos estrechos dieron negativo”, contó Madies, quien pese a la controversia seguirá en su cargo. “Cumplió con todos los protocolos vigentes y en consulta con las diferentes áreas epidemiológicas”, aseguraron desde Balcarce 50.

Madies, además, agregó que Cabo Verde, parte de un archipiélago frente a la costa noroeste de ese continente, “no está dentro de los países en los que se anunció la existencia de la variante”. Y en diálogo con Radio con Vos explicó que los empleados del crucero no están aislados. “El buque está liberado. Se está transmitiendo una información equivocada. La evaluación de riesgo ya se hizo y el buque ha quedado liberado”, sostuvo la funcionaria.

Cronología del contagio

Todo comenzó el 17 de noviembre. Ese día, según el libro médico del Hamburg, se reportó un pasajero con síntomas compatibles con COVID-19, que fue inmediatamente aislado pese a dar resultado negativo su test de antígeno. El pasajero había abordado la embarcación en Tenerife. Dos días después vuelve a dar negativo.

Finalmente, el 22 el PCR dio positivo y se identificaron a sus contactos estrechos para que también hicieran el correspondiente aislamiento. Un día después, la Agencia Naviera avisó a la Dirección de Sanidad de Fronteras de la existencia del caso.

Ya en Buenos Aires, el último viernes, se les tomó temperatura a todas las personas a bordo del buque con valores normales y se les realizó el test de antígenos: todos negativos salvo el pasajero afectado. Ese día también se constataron los documentos de vacunación y se entrevistó a la persona contagiada y a sus contactos estrechos. En esa conversación surgió que ambos realizaron una excursión en Cabo Verde de dos horas, en modalidad de burbuja, al aire libre, con barbijo y sin interactuar con ningún residente.

El sábado, por disposición de las autoridades nacionales, se dispuso un testeo PCR para todos los tripulantes y pasajeros; todos dieron negativo, incluso el pasajero afectado. Pese a esto, se resolvió mantener el aislamiento de esta persona y sus contactos estrechos. Mientras que se liberó al resto de la gente.

“Esta decisión se tomó en base a la evaluación de riesgo realizada a partir del momento de inicio de los síntomas, los resultados de los múltiples testeos, el tiempo de viaje sin contacto con tierra. La misma se tomó con la intervención de las áreas de epidemiología del gobierno nacional y del gobierno de la ciudad de Buenos Aires”, explicaron desde Salud. /La Nación





contexto en caja popular