Franquicias: la fórmula que los argentinos eligen para vivir en EEUU

Lunes, 29 de Noviembre de 2021 20:30

Las franquicias son una alternativa para los inmigrantes que quieren radicarse en Estados Unidos en forma legal.



Hace poco más de 10 meses Joe Biden asumió como presidente de los Estados Unidos y una de sus principales propuestas fue la de restaurar las oportunidades para los trabajadores cualificados extranjeros y fomentar la inversión de empresarios de distintos países. “Estados Unidos es una nación de inmigrantes”, dijo en una clara contraposición a los mensajes de Donald Trump.

Además de las iniciativas estatales, surgieron también acciones del sector privado que demuestran cómo la economía más grande del mundo les abre las puertas a los extranjeros. Un ejemplo inédito es Ascend West Virginia, el programa impulsado por Brad Smith, fundador y presidente de la empresa de software Intuit, que ofrece US$10.000 mensuales a quienes se muden a vivir allí un año, con el objetivo de fomentar el turismo y sumar estudiantes a las universidades de West Virginia.

En términos de oportunidades de negocios, una de las más concretas que presenta el país norteamericano, tanto para invertir desde el exterior como para radicarse, es la de las franquicias.
De acuerdo a estudios de Statista en 2020, Estados Unidos tiene casi 800.000 locales bajo este formato que generan 8,4 millones de puestos de trabajo, con un crecimiento sostenido en los últimos siete años. Esta alternativa es una de las predilectas de los argentinos por distintas razones.

La primera tiene que ver con la agilidad de las gestiones. Según Globofran, empresa que apoya inversionistas latinoamericanos a emigrar a Estados Unidos, las franquicias son una excelente alternativa para trabajar en Norteamérica o para invertir con miras a una futura radicación porque son un modelo de negocios probado y que permite recurrir a la Visa E2. Esta es una visa de inversión flexible que suele ser tramitada en un plazo de 90 días aproximadamente. Argentina no solo es uno de los pocos países que cuenta con un tratado bilateral de inversiones que les permite a sus ciudadanos utilizar esta alternativa, sino que es el segundo país latinoamericano que más utiliza este tipo de visas, solo por detrás de México.

Las cifras oficiales reflejan que alrededor de un millón de argentinos están radicados en el exterior: Estados Unidos es el país más elegido junto a España. Además, según Pew Research, el crecimiento de la población argentina en Estados Unidos ha sido del 158% desde principios del siglo 21 y viene en crecimiento sostenido en los últimos años.

Uno de los mayores obstáculos que enfrenta la mayoría de las personas es que no tiene experiencia de negocios en Estados Unidos y a partir de ahí surge el segundo atractivo: las franquicias son un terreno probado y, por ende, seguro. Este tipo de negocios no solo permite el desarrollo bajo el paraguas de una marca y el asesoramiento diario que eso implica, sino que también son una fórmula exitosa en la economía estadounidense. Como adicional, a través de las franquicias es más fácil generar empleo que es una de las condiciones para obtener la Visa E2 a los fines de emprender en suelo norteamericano.

Así lo demuestra una encuesta realizada por el Departamento de Comercio de los Estados Unidos: nueve de cada 10 franquicias siguen operando luego de 10 años, mientras que ocho de cada 10 proyectos independientes fracasan en el mismo lapso.

El tercer factor estimulante tiene que ver con la variedad de opciones y la facturación. Muchos creen que el modelo franquicia está limitado al rubro gastronómico, pero es mucho más que eso. Hay una amplia gama de posibilidades y, de hecho, el 80% de los argentinos que emprende este tipo de iniciativas prefiere franquicias de servicios que suelen requerir menor inversión y ser más rentables que las franquicias gastronómicas.

En lo que a números respecta, y citando un caso que no se ubica en el imaginario colectivo, el negocio del cuidado de personas de la tercera edad requiere de una inversión de aproximadamente US$150.000 y la facturación anual puede alcanzar US$1,2 millones con márgenes que rondan el 20%. Si tenemos en cuenta que una familia tipo necesita entre US$5000 y US$10.000 mensuales para vivir -dependiendo la ciudad- es una opción interesante.

Independientemente de los contextos, el espíritu nacional y regional siempre estuvo atravesado por la inquietud de establecerse físicamente o a través de negocios en países más estables. En ese sentido, Estados Unidos es un destino que desarma parámetros establecidos y ofrece un terreno fértil para inmigrar de forma exitosa y duradera a quienes apuesten por el camino de la planificación y previsibilidad. En esta línea, las franquicias son una fórmula probada y segura. /La Nación

Por Agustín Lentin
El autor es abogado especialista en inversiones y temas migratorios. Asesor Estratégico de la empresa Globofran en Argentina, especializada en inversiones migratoria








contexto en caja popular