Abrieron un local, les robaron y a las tres horas cerraron para siempre

Jueves, 02 de Diciembre de 2021 06:57

“No hay más energía para volver a empezar. Así que tomamos la decisión de irnos”, dijeron los dueños del comercio de venta de teléfonos celulares y accesorios.



Una amarga e inesperada situación les tocó sufrir a los dueños de un flamante local de venta de teléfonos celulares y accesorios en la ciudad de Córdoba, ya que tras abrir el local les robaron y por eso a las tres horas decidieron cerrar su negocio para siempre.

Si bien el lugar ubicado en la calle Poeta Lugones 35, en el barrio Nueva Córdoba, fue inaugurado el pasado sábado por la noche, el lunes fue el primer día en que el emprendimiento comercial se abría al público. Sin embargo, sus propietarios no sabían que también sería el último.

Los dueños llegaron a las 9 para comenzar sus tareas, pero a las 12:30, apenas tres horas y media después, entraron al local delincuentes armados.

Tras el robo, las víctimas cerraron el negocio hasta el día siguiente.

Lo particular del caso es que 24 horas después, y ya con poca mercadería en stock como consecuencia del asalto sufrido, los dueños decidieron irse y cerrar para siempre el local comercial.

Esto se debe a que, en total, perdieron más de medio millón de pesos, teniendo en cuenta que los ladrones se llevaron teléfonos celulares y computadoras.

E incluso le quitaron su billetera a un turista italiano que estaba comprando.

“No hay más energía para volver a empezar. Así que tomamos la decisión de irnos”, le dijo a El Doce uno de los propietarios del negocio.

Estos, además, revelaron que los asaltantes les vaciaron la cuenta bancaria.

Tenían la idea de expandirse, pero la inseguridad les quitó todas las ganas

Ambas víctimas estuvieron durante un mes y medio acondicionando el inmueble de Nueva Córdoba para montar allí su proyecto comercial, y cuya idea inicial surgió durante la cuarentena por la pandemia de coronavirus.

En este sentido, las víctimas primero abrieron un local en el barrio Cerro de las Rosas de la capital cordobesa, y por su éxito comercial decidieron expandirse con una sucursal. Aunque la inseguridad les quitó todas las ganas de seguir adelante.

“La gente dice siempre que hay que seguir. Y nuestro pensamiento es: si continuamos con el tipo de negocio que tenemos, con los insumos que vendemos, la única oportunidad se la damos a los delincuentes”, aseguró el otro de los dueños. /TN







contexto en caja popular